Aerolínea Delta adquiere una refinería petrolera

Reuters

La empresa aérea estadounidense comprará a ConocoPhillips, que se encuentra ubicada en Pensilvania. El valor que pagará la compañía es de US$ 150 millones. Con esta adquisición, la organización busca ahorrarse dinero en costos de combustible.

La primera compra en la historia de una refinería por parte de una aerolínea le permitirá a Delta ahorrar 300 millones de dólares en costos de combustible, que según informó la compañía el año pasado totalizaron 12.000 millones de dólares.

La aerolínea señaló que la producción de la refinería, junto con otros acuerdos para intercambiar productos refinados por combustible para aviones, le proporcionaría el 80% de los requerimientos de gasolina en Estados Unidos.
 
Delta incorporará un equipo directivo y tercerizará las operaciones de comercialización en la refinería Trainer, (Pensilvania) que produce 185.000 barriles por día.
 
La compra alejará temores de que el cierre de varias grandes refinerías en la Costa Este provocaría en los próximos meses un déficit en el suministro de gasolina o diésel.
 
El gobernador de Pensilvania ha programado una conferencia de prensa para el martes en Trainer, que no funciona desde septiembre pasado a la espera de que se concretara su venta.
 
La petrolera BP proveerá durante tres años el crudo para ser refinado en la planta, señaló Delta. BP y el ex dueño de la refinería Phillips 66 obtendrán una porción de la gasolina, diesel y combustible refinado para vender, a cambio de suministrar a Delta combustible para avión en otras locaciones.
 
Delta dijo que espera que la compra contribuya a sus ganancias y expanda sus márgenes en el primer año de operaciones mientras recupera la inversión.
 
Además del costo de US$150 millones, Delta señaló que gastará US$100 millones para reacondicionar la refinería y ampliar la producción de combustible para aviones.
 
Delta dijo que su unidad Monroe Energy LLC espera cerrar la compra de la refinería en el primer semestre.