Agencia estadounidense rebajó el cálculo de crecimiento para demanda global de crudo

Bloomberg

Reuters

La Administración de Información de Energía de Estados Unidos bajó ayer su panorama de crecimiento de la demanda de petróleo mundial para el 2012 en 130.000 barriles por día (bpd), a 670.000 bpd, al citar expectativas de una desaceleración en el crecimiento económico global.

En su pronóstico mensual, la agencia también redujo su proyección de crecimiento de la demanda en el 2013 en 360.000 bpd, a 730.000 bpd.

La EIA dijo que el crecimiento de la demanda global de petróleo y líquidos derivados sería menor de lo esperado debido a menos pronósticos optimistas para la expansión económica global, que fue reducida en un 0,1% en el 2012 y en un 0,6% en el 2013 con respecto al mes anterior.

La proyección más débil para la demanda global implica que los precios del crudo estadounidense deberían promediar US$88 por barril durante el segundo semestre del este año, una caída de US$7 por cada barril respecto a los estimados de la agencia de energía el mes pasado.

La EIA esperaba que el petróleo estadounidense se mantuviera cerca del mismo valor promedio en el 2013.

El referencial europeo Brent debería promediar US$106 por barril este año y caer a un promedio de US$98 por barril en el 2013, reportó la EIA. La administración agregará una proyección para el precio del crudo Brent a su reporte mensual de energía en el corto plazo que comienza este mes.

'Las revisiones a la baja en los precios de la EIA reflejan un cambio en las expectativas sobre el equilibrio del mercado petrolero y los riesgos bajistas adicionales que actualmente están dominando la confianza del mercado', refirió el reporte.

Los futuros de crudo estadounidense caían a cerca de US$85 por barril el martes, mientras que el Brent declinaba a casi US$99 por barril.

Las menores expectativas en torno al crecimiento de la demanda mundial de petróleo se atribuye a 'la crisis de deuda de Europa y al posible débil crecimiento económico en China', dijo el director de la EIA, Adam Sieminski. Aún así, sostuvo, 'gran parte del crecimiento en la demanda petrolera el próximo año se producirá en China, Oriente Medio y Brasil'.

Las sanciones contra Irán deberían arrastrar a la baja la producción de crudo de la república islámica en casi 1 millón de bpd para fines de año, a 3,6 millones de bpd, dijo Sieminski. La producción de Irán debería declinar en otros 200.000 bpd el próximo año, dijo.

TEMAS


Estados unidos - Petróleo