Airbus critica las divisiones al interior del gobierno británico respecto al Brexit

El presidente ejecutivo de Airbus reiteró su preocupación por la amenaza que supone para miles de empleos en el sector aeroespacial.

Reuters

Las compañías se han pronunciado cada vez más sobre los riesgos del Brexit últimamente, con la esperanza de influir en el resultado de las conversaciones entre la primera ministra Theresa May y su gabinete de ministros el viernes.

La primera ministra espera resolver las diferencias sobre el Brexit dentro de su fraccionado gabinete en una reunión en su casa de campo, Chequers, permitiéndole desbloquear unas conversaciones estancadas con la Unión Europea.

El presidente ejecutivo de Airbus, Tom Enders, dijo el viernes en su comparecencia anual ante los medios que el gobierno británico “no tiene ninguna idea o, al menos, ningún consenso sobre cómo ejecutar el Brexit sin daños graves”.

El fabricante de aviones, que construye en Reino Unido las alas de todos sus aviones de pasajeros, emitió en junio su mayor advertencia sobre el Brexit diciendo que una salida de la UE sin un acuerdo les obligaría a reconsiderar su posición a largo plazo y pondría en riesgo miles de empleos británicos.

Jaguar Land Rover, el mayor fabricante de vehículos de Reino Unido, se sumó el miércoles afirmando que un Brexit caótico costaría US$1.591 millones al año, restringiendo las operaciones en Reino Unido, mientras que el sector minorista, por su parte, dijo que la ausencia de un acuerdo podría dar lugar a “comida pudriéndose en los puertos”.

Enders defendió la decisión de Airbus de advertir sobre el posible impacto del Brexit después de ser criticado por al menos un ministro del gabinete de Reino Unido, que acusó a las empresas de lanzar amenazas “completamente inapropiadas”.

“Por supuesto que nos pronunciaremos. Hicimos esto porque es lo que les debemos a nuestros accionistas. Hemos sido muy claros sobre cuáles serían las consecuencias en particular de un Brexit difícil”, dijo Enders.

TEMAS


Airbus - Brexit - Reino Unido - Unión Europea