Alemania asegura que la eurozona soportaría una salida de Grecia

Expansión

El ministro alemán de Finanzas, Wolfgang Schäuble, considera que la eurozona soportaría sin grandes problemas la salida de Grecia de la Unión Monetaria y su moneda única, ya que el sistema es hoy mucho más resistente que hace dos años, cuando estalló la crisis de la deuda.

'Hemos aprendido mucho en los últimos dos años y desarrollado mecanismos de defensa. Los peligros de contagio a otros países de la eurozona se han reducido y la eurozona es mucho más resistente en su totalidad', afirmó Schäuble en unas declaraciones al diario Rheinischen Post. Asimismo, aseguró que 'es errónea la impresión de que no seríamos capaces de reaccionar a corto plazo ante un imprevisto' y subrayó que 'Europa no se viene abajo tan rápidamente'.

En cuanto a la complicada situación de Grecia tras las elecciones legislativas y las dificultades para la formación de un Gobierno de coalición, el titular alemán de Finanzas lanzó una advertencia clara a las fuerzas antieuropeas.

Schäuble calificó de 'peligroso engañar a los ciudadanos asegurando que existe otra vía más sencilla para sanear Grecia, evitando toda dureza. Eso es un sinsentido'.

Finalmente, recordó que 'los Estados europeos y los acreedores privados se han esforzado de manera extraordinaria para favorecer a Grecia. Se ha hecho lo que era posible' y pidió al país heleno 'comprensión cuando a cambio debe cumplir con sus compromisos'.

Entre tanto, un sondeo realizado en Alemania revela que el 73% de los ciudadanos de este país es partidario de que Grecia abandone la zona del euro.

El estudio del instituto de estudios de mercado Toluna und Thöring Heer & Partner destaca que, además, un 60% de los alemanes considera una amenaza para el euro las señales contra la política de estricto ahorro en la UE que se han producido tanto en Grecia como en Francia tras las elecciones en ambos países.

En un discurso al Parlamento, el ministro de Relaciones Exteriores alemán, Guido Westerwelle, dijo que su país quería ayudar a Grecia a permanecer en la zona euro, pero dejó en claro que los préstamos de la UE y el Fondo Monetario Internacional necesarios para evitar la bancarrota dependen de que siga con sus recortes de gastos y alzas de impuestos.

TEMAS


Alemania - Grecia