Alemania, Francia, Italia y España pactan un plan de €130.000 millones para impulsar el crecimiento

Ripe

La cumbre de las cuatro mayores economías de la UE impulsar una nueva política que apuesta claramente por la reactivación y no solo por la austeridad.

La cumbre de las mayores economías de la Unión Europea se salda con una apuesta por una nueva política que vuelva a impulsar el crecimiento económico. De la reunión en Roma celebrada hoy por los jefes de Gobierno de Alemania, Francia, Italia y España sale el acuerdo de llevar a la cumbre de los Veintisiete de la próxima semana una propuesta para que la Unión Europea promueva un plan de crecimiento económico con inversiones por valor de entre 120.000 y 130.000 millones de euros, equivalente al 1% del PIB de la Unión.

"¿Quién nos iba a decir hace solo unos días que el crecimiento iba a estar ahora mismo en la agenda del Consejo Europeo?", se ha preguntado el nuevo presidente francés, François Hollande, principal impulsor de esta nueva política expansiva desde su reciente llegada al Elíseo. "El crecimiento se ha convertido en una prioridad", ha resumido en la rueda de prensa conjunta con la alemana Angela Merkel, el italiano Mario Monti y el español Mariano Rajoy.

Inversiones y empleo
El anuncio lo ha realizado el anfitrión, el primer ministro italiano Monti. "Lo que se ha hecho hasta ahora todavía no es suficiente", ha dicho, para defender así un "relanzamiento de las inversiones para conseguir la creación de nuevos puestos de trabajo". Monti ha confirmado que del almuerzo de hoy entre los cuatro mandatarios había salido un "compromiso común" para llevar al Consejo de la Unión Europea la puesta en marcha de un plan de impulso del crecimiento económico de unos 130.000 millones de euros.

"En el próximo Consejo Europeo que se celebrará los días 28 y 29 de junio, propondremos medidas para relanzar la economía, con inversiones, una apuesta por el fomento del empleo y el incremento de la competencia en Europa, así como hacer más en el mercado único europeo" ha dicho Monti, que ha precisado que los cuatro Gobiernos trabajan ya para para definir más concretamente el plan, "reconociendo el valor de determinadas inversiones".

Defender el euro
"Estamos haciendo todo por luchar por este euro y hacerlo capaz de afrontar los próximos diez años. Algunos países han logrado muchas reformas. Hemos logrado instrumentos de solidez y de solidaridad", ha explicado, por su parte, la canciller Angela Merkel. "El tema del crecimiento y del empleo tiene que abordarse más enérgicamente, después de que nos hemos ocupado del pacto fiscal. Para el próximo Consejo Europeo es necesario dar señales claras. Un 1 por ciento del PIB invertido para el crecimiento y para las señales correctas es lo que Europa necesita"

Los líderes de las grandes economías de la UE se proponen además que el plan se ponga en marcha sin demasiada dilación. "Debería movilizarse con un calendario concreto en el plazo más breve posible", ha sentenciado Hollande. "Es un buen objetivo", ha dicho el mandatario galo, que apuntó que el impulso del crecimiento no implica abandonar la disciplica fiscal. "No hay que renunciar a la rigidez presupuestaria", ha indicado.

En este sentido, el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, por su parte, ha hecho hincapié en que las cuatro potencias europeas tienen una misma visión sobre la necesidad de controlar el déficit de sus economías y no elevar más la deuda; de adoptar medidas para flexibilizar las economías; de defender los mecanismos de estabilidad; y sobre la necesidad de más Europea, en pro de una unión económica, una unión fiscal y una unión bancaria. "Ha habido una apuesta por la irreversibilidad del euro, que es el proyecto más importante que hemos puesto en marcha los europeos", ha dicho Rajoy.

TEMAS


Alemania - Crecimiento - España - Francia