Alemania y la zona euro lograron evitar la recesión

Rogelio Vélez - rvelez@larepublica.com.co

Los buenos datos de la expansión de 0,5% del PIB alemán en el primer trimestre y el promedio de crecimiento de la euro zona que se mantuvo estable y evitó un segundo trimestre en negativo, no fueron suficientes para contrarrestar las malas noticias en Grecia.

La economía de Alemania logró evitar una recesión con este crecimiento, después de haberse contraído 0,2% en el último periodo del año pasado.

La noticia fue positiva pues el crecimiento de medio punto porcentual es mayor a lo que esperaban los analistas.

'Adicional al reporte del PIB de la euro zona que estuvo mejor de lo que se esperaba, el crecimiento de Alemania permitió que hoy los mercados no tuvieran un comportamiento tan negativo como el de ayer', dijo Camilo Yepes, analista de Acciones de Colombia y señaló que ya los alemanes han sobrevivido varias crisis sin contratiempos.

'Pero no es suficiente ese crecimiento para evitar la volatilidad y el nerviosismo que hay por la política y no va a cambiar de fondo lo que está ocurriendo', agregó.

Ahora bien, una recuperación tan leve en la primera economía del bloque de la moneda común no es suficiente para compensar por la recesión en otros países como España, Italia, Reino Unido y Holanda.

'Alemania está liderando al bloque, pero esto no significa que tendremos un fuerte repunte. La austeridad no se va y las economías del sur europeo realmente están pasándolo mal', dijo Mads Koefoed, economista de Saxo Bank.

'Esperamos de un estancamiento a un crecimiento muy leve en el año que viene', añadió.

El PIB de la zona euro se mantuvo sin cambios en el primer trimestre, luego de una caída a fines del año pasado, según los datos divulgados e implica que la zona euro evitó caer oficialmente en recesión.

Aunque el estancamiento de la zona euro no ofrece motivos de alegría, era mejor que la contracción del 0,2% que la mayoría de los economistas esperaba. Dos trimestres de caídas sucesivas en el PIB habrían marcado la segunda recesión desde el 2009.

Los líderes de la Unión Europea no han podido encontrar un camino de vuelta al crecimiento y varios europeos del sur empiezan a darle la espalda a las medidas de austeridad, realizando grandes protestas callejeras en Madrid y apoyando partidos políticos radicales en las elecciones griegas.

TEMAS


Alemania - Grecia