Amazon aumentará precios para su servicio conjunto de entrega y video Prime

La empresa de Jeff Bezos anunció un incremento de precios en su servicio conjunto de entrega a casa y plataforma de video Prime.

El Economista

Dentro del adn de las empresas de cualquier sector, se encuentra el miedo a perder clientes con el más mínimo incremento de los precios.

Los suscriptores de Netflix y los consumidores de McDonald’s no se inmutaron por el aumento en los precios de suscripción y menú en los últimos siete meses y ambas compañías revelaron un fuerte crecimiento en sus ventas durante el primer trimestre.

Ésa podría ser una buena noticia para Amazon, quien espera no frenar su crecimiento taquillero por el aumento de precios en su servicio de entrega a casa junto a la plataforma Prime Video.

El gigante minorista anunció que sus ganancias se duplicaron con creces, a US$1.600 millones durante el último trimestre. También reveló un secreto largamente mantenido y un tema de gran especulación: que sus suscripciones de Prime han alcanzado los US$100 millones. (El CEO de Amazon, Jeffrey P. Bezos, es dueño de The Washington Post).

Sin embargo, la buena noticia llegó con un problema: el precio de suscripción a Prime Video aumentará 20%, es decir, costará US$119 por año.

Así, con la suerte de Mcdonald’s y Netflix, Amazon podría ser la próxima empresa que nos demuestre que, a pesar de que sus clientes estiren sus manos en los bolsillos, el número de suscriptores crecerán.

“En general, las personas son sensibles a la economía y los aumentos de precios cuentan como mermas psicológicas”, dijo Ryan Hamilton, profesor asociado de mercadotecnia en la Escuela de Negocios Goizueta de Emory University. “La perspectiva más amplia, sin embargo, es que las personas tienden a estar dispuestas a pagar más, siempre y cuando el producto o servicio que adquieren les aporte valor”.

En octubre, Netflix elevó los precios de sus servicios de transmisión por suscripción, cobrando US$1 más al mes por el paquete básico (de US$9,99 a US$10,99) y US$2 más al mes por el paquete premium (de US$11,99 a US$13,99). En el primer trimestre de este año, Netflix alcanzó 125 millones de suscriptores.

Cuidado al subir los precios

Brian Wansink, profesor y director del Food and Brand Lab de la Universidad de Cornell, señaló que una empresa al fijar cuándo va a aumentar sus precios debe programar la modificación de manera muy cuidadosa. Si los anuncios son demasiados abruptos, la ansiedad viral podría causar que los clientes abandonen el producto o servicio.

Lo más conveniente es anunciar el incremento de los precios con algunas semanas de anticipación. En este escenario, los clientes tienen algunos días para preparase psicológicamente al incremento.

“Pero si el aumento ocurre sin avisar, la gente se sentirá estafada”, comentó Wansink. “El malestar no ocurrirá si el incremento ocurre de manera suave con meses de anticipación”.

En el caso de prime Video, el anuncio ocurrió dos semanas antes de la aplicación del aumento en el precio de la suscripción, 11 de mayo.

Mayor lealtad ante precios más altos

Para Mark Perry, un estudioso del American Enterprise Institute, empresas como Amazon y Netflix también se benefician de la lealtad de marca al imponer precios más altos.

¿Qué vas a hacer? ¿Vas a cancelar Prime? ¿Vas a pagar por un envío que tarda 3 días en entregarlo como un hombre en la edad de las cavernas?

La clave está en el valor.

TEMAS


Amazon - Jeff Bezos - Video - Retail - Ecommerce