Amenaza de brusca desaceleración global ha disminuido, dice el Fondo Monetario

Reuters

La probabilidad de una fuerte desaceleración global ha disminuido debido a las recientes medidas adoptadas en la zona euro para frenar su crisis de deuda, dijo el jueves el Fondo Monetario Internacional, aunque advirtió que los riesgos para el crecimiento global se mantienen ‘completamente a la baja’.

En un informe a los ministros de Finanzas del G-20 reunidos el pasado fin de semana en México y publicado solo el jueves, el FMI dijo que la zona euro debe actuar decididamente sobre múltiples frentes para resolver exitosamente su crisis de deuda soberana.

'El riesgo clave sigue siendo que las políticas no lleven a Europa hacia un `buen equilibrio` y no logren romper con la adversa retroalimentación entre los sectores real, fiscal y financiero', dijo el FMI.

De este modo, el fondo instó a las autoridades económicas de la zona euro a aumentar el programa de cortafuegos en cerca de US$500.000 millones para proteger a los países de un contagio financiero . El FMI dijo que el Banco Central Europeo debería continuar inyectando liquidez al sistema bancario y permanecer fuertemente comprometido con las compras de activos para ayudar a apuntalar la estabilidad financiera.

Mientras tanto, la política monetaria del BCE debería centrarse en asegurar la estabilidad de precios, agregó, señalando que existe espacio para rebajar la tasa referencial de interés si es necesario.

En Estados Unidos, Reino Unido y Japón, los bancos centrales deberían permanecer listos para ampliar sus medidas monetarias no convencionales si el panorama empeora, dijo el FMI.

En los mercados emergentes, el FMI dijo que el crecimiento se había desacelerado más de lo previsto, aunque las percepciones de riesgo se habían aliviado y los flujos de capital habían vuelto a las economías de Asia emergente, América Latina y Sudáfrica desde comienzos del 2012.

En los países emergentes con elevada inflación y deuda pública, como India y algunas economías de Oriente Medio, el FMI dijo que era necesaria una 'postura cautelosa' para aliviar la política.

El fondo añadió que los precios más altos del petróleo eran un riesgo para el crecimiento global y reiteró una advertencia previa de que el impacto de un choque de oferta de petróleo en Oriente Medio 'podría ser grande' si el abastecimiento no es incrementado en otros lugares.

En particular, un recorte en las exportaciones de crudo de Irán podría generar un incremento inicial en los precios de cerca del 20% hasta el 30%, alertó el organismo.

TEMAS


FMI