Angela Merkel cede a la presión internacional para ampliar fondos de rescate y acabar la crisis

Rogelio Vélez - rvelez@larepublica.com.co

Por primera vez la canciller alemana Angela Merkel se mostró a favor de ampliar temporalmente los cortafuegos de la zona euro, después de mucho tiempo de negarse. La razón podría estar en que esta podría ser la estocada final a la incertidumbre de la crisis de la deuda.

Después de que se aprobara un segundo rescate para Grecia, avalado por los recortes presupuestarios en ese país y se establecieran los parámetros para que se diera un impago controlado, gracias a la voluntad de los acreedores, la zona necesitaba dos noticias más para reducir la incertidumbre.

La primera vino por parte del Banco Central Europeo, cuando anunció que inyectaría más capital a los bancos de Europa, haciéndoles prestamos a 3 años con muy bajos intereses, con la intención de matar dos pájaros de un tiro: promover el préstamo a los ciudadanos, incentivando así la economía, por un lado, y aliviar la presión sobre las entidades financieras, por el otro.

La última podría llegar esta semana, pues la Canciller alemana dijo que hay la posibilidad de dar más apoyo a los países problemáticos.

Merkel dijo ayer que su país estaría dispuesto a incrementar temporalmente los fondos de rescate de la eurozona hasta al rededor de ?$700.000 millones (US$930.000 millones) a través del impulso al Mecanismo Europeo de Estabilización (Mede), medida que animaría a los compradores de deuda.

El único modo de lograrlo sin acelerar los pagos para el nuevo fondo, sería permitir que el actual el Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (Feef), continúe como prestamista activo entre mediados de 2012 y mediados de 2013, más allá de lo presupuestado por su carácter provisional.

'Decimos que el Mede debería seguir permanentemente en el nivel de los ?$500.000 millones, pero para que tengamos ?$500.000 millones en dinero disponible podemos imaginar permitir que los programas funcionen en paralelo', anunció ayer Merkel.

El bloque de 17 países que comparten su moneda ha estado bajo presión para que aumente sus fondos de contingencia a fin de calmar el nerviosismo de los mercados y recibir más apoyo.

'Este es el paso lógico que se veía venir después del default controlado de Grecia. Lo que tenía calmado a los mercados solo eran las operaciones de liquidez del BCE', dijo Felipe Campos director de investigaciones de Alianza Valores.

'Lo más natural es crear un cinturón sobre los otros países, para que los inversionistas digan que ya no están es riesgo. Desde el principio todas las medidas han sido para calmar los mercados', agregó.

Sin embargo todavía no se conoce la figura que se utilizará para ampliar los fondos. Los ministros de Hacienda de la eurozona analizan cómo pasar de un fondo de rescate temporal a otro permanente.

Lo que si se tiene claro es que se utilizará los recursos del antiguo fondo. Merkel dijo que ?$200.000 millones son del fondo de rescate prometidos ya a Grecia, Irlanda y España, pero podrían ser otorgados de forma paralela al Mede de ?$500.000 millones hasta que sea devuelto ese dinero.

Todo esto es para darle las señales al mercado que hay suficiente colchón detrás de los países. La fuerza de estas estrategias es que si con estas medidas el mercado se calma, entonces empezará a comprar más bonos de deuda y terminará financiando a los países que están mal.

Pero en caso de que no se haga ahí empezarían a operar los recursos que han recolectado entre los países que utilizan el euro.

Merkel, asesorada por su ministro de finanzas, Wolfgang Schaeuble, siempre se negaron a una ampliación de los fondos, cuando el resto de países y el Fondo Monetario Internacional, lo pedían. Tan recientemente como Febrero 22, dijo que no había necesidad de hacerlo.

'La posición del gobierno alemán no ha cambiado. Eso significa que no es necesario incrementar el Mede. Lo que estaba acordado con los otros países era que en marzo habría un examen del tamaño', dijo entonces el portavoz Steffen Seibert.

Las razones por la que se negaba entonces iban desde lo político hasta lo financiero. Por un lado el partido político de Merkel estaba en contra del aumento pues era otro gasto que los alemanes harían por los ciudadanos de los demás países.

Por el lado financiero, el compromiso para la creación del Mede, estipula que los aportes se darían en proporción con el Producto Interno Bruto de cada país, por lo que Alemania debería contribuir más que los demás.

'Merkel busca mayores fondos para preparar el posible movimiento a futuro de alguna de las economías de la zona', dijo Carlos Torres, director de estudios económicos de la comisionista Asesores en Valores.

'A la larga infunde una mayor tranquilidad, pues lo que genera es un mejor nivel de solvencia y un escenario más tranquilo sobre los países que se percibe riesgo. Sin embargo, la canciller alemana no tiene porque estar calmando a los mercados; ella piensa más en términos macroeconómicos', agregó.

La medida también se ve impulsada por el estado actual de las finanzas de países como España e Italia, los cuales aún tienen dificultades para conseguir fondos en el mercado de deuda externa por altas primas de riesgo.

Sin embargo, la decisión la tomarán los ministros de finanzas cuando se reúnan en Dinamarca este viernes.

La noticia contribuyó a que las bolsas de Europa cerraran en positivo excepto el Ibex de España, el cual cerró en 0,69% por debajo en su jornada. París subió 0,64%, superada por Milán en 0,81%. El Dax alemán se apuntó una escalada de 1,2% en un día de crecimiento constante.

Schaeuble admitió fracaso por tasa a las transacciones
El ministro de Finanzas de Alemania, Wolfgang Schaeuble, reconoció por primera vez ayer que los esfuerzos para implementar en la zona euro un impuesto a las transacciones financieras estaban condenados, informó la agencia Reuters

'No podemos lograr que se haga', dijo Schaeuble en Berlín, refiriéndose a los esfuerzos liderados por Alemania y Francia para introducir el gravamen para recuperar dinero al que Gran Bretaña y otros países de la Unión Europea se oponían.

Las opiniones

Carlos Torres
Dir. de estudios económicos de Asesores en Valores

'A la larga genera mayor tranquilidad, pues lo que produce es mejor nivel de solvencia y un escenario más tranquilo sobre los que se percibe como riesgo'.

Vanessa Santrich
Analista internacional de Ultrabursátiles

'Una presión adicional era que otros países habían pedido que Europa incrementara estos fondos como condición para que ellos aportaran a través del FMI'.

Amadeu Altafaj
Portavoz de la CE para asuntos económicos

'Creemos que es esencial que lleguemos a un acuerdo al final de esta semana. Para nosotros tener un cortafuegos fuerte reforzaría la confianza en la respuesta a la crisis'.

TEMAS


Alemania - Deuda - Europa