Antonio Brufau vuelve a Argentina para calmar tensiones

Ripe

El presidente de la petrolera española Repsol-YPF, Antonio Brufau, volvió a la Argentina para atender “diversas reuniones” por las tensiones entre la firma y el Gobierno de Cristina Fernández, que lo acusa de no realizar inversiones suficientes en el país a través de su filial YPF.

El director financiero de Repsol-YPF, Miguel Martínez, informó del viaje en la conferencia con analistas tras los resultados del cuarto trimestre, a la que habitualmente asiste Brufau. Pero no ofreció detalles sobre las reuniones.

Se trata de la tercera visita de Brufau al país en las últimas semanas, luego de que la presión del Gobierno fuera en aumento y las acciones tanto de Repsol como de YPF cayeran.

Brufau se había reunido en la segunda semana de febrero con los ministros de Economía y Planificación de Argentina, antes de asistir a la reunión del directorio de YPF la semana pasada. En tanto, Repsol-YPF dijo que quiere mantener una participación mayoritaria en YPF, su filial argentina que está bajo la lupa del Gobierno por la caída en las reservas de hidrocarburos.

Repsol-YPF posee actualmente un 57,4% de YPF. "Estamos cómodos (con la participación)", dijo Miguel Martínez y añadió que el hecho de que la filial pague o no dividendos "no es una cuestión importante" al suponer un monto de US$600 millones.

En tanto, la petrolera dijo además que YPF desarrollará este año el área 1 del yacimiento patagónico de recursos energéticos no convencionales llamado Vaca Muerta.

Inversiones Repsol-YPF invertirá este año 3.300 millones de euros, de los cuales 2.400 millones se destinarán al negocio de exploración y producción y 900 millones a refinación y comercialización. En una presentación sobre sus resultados anuales, Repsol-YPF dijo que su programa de perforación exploratoria para este año considera entre 23 y 34 pozos.

Por otra parte, el directivo de la petrolera dijo que está trabajando para presentar en un plazo de tres meses un plan estratégico hasta 2016 y que el grupo no descarta emplear los títulos propios que posee para retribuir a sus accionistas.

Antes, Martínez había dicho que no es prioritario para la firma vender el 5% de acciones propias que compró a la constructora Sacyr.