Argentina se queda cada vez con menos opciones para salvar su economía

Mauricio Macri, presidente de Argentina. Bloomberg

Algunas de las medidas que optó el sistema para sostener brevemente el peso el pasado mes de mayo fueron aumentar la tasa de interés a 40% y cerrar una cuerdo con el Fondo Monetario por US$50.000 millones

Johnny Giraldo López - jgiraldo@larepublica.com.co

El gobierno argentino se está quedando cada vez con menos opciones para salvar su economía. Las altas tasas de interés y su sistema, que se encamina a una recesión inminente, tiene a su moneda en manos de la volatilidad de los mercados emergentes.

A pesar de que el presidente Macri ya tomó una serie de medidas para restaurar la confianza en el peso, la situación actual recuerda al escabroso episodio que vivió la economía de la pampa en 2002. La moneda se ha devaluado cerca de 40% y compite con la lira turca por el peor desempeño en el 2018.

Algunas de las medidas que optó el sistema para sostener brevemente el peso el pasado mes de mayo fueron aumentar la tasa de interés a 40% y cerrar una cuerdo con el Fondo Monetario por US$50.000 millones, lo que eliminó la necesidad de un financiamiento externo.

Estos movimientos causaron la difícil presión al gobierno de tener que reducir su déficit fiscal desde 3,8% del PIB a 2,7% este año y a 1,3 en 2019. Para poder cumplir con estas metas, Macri tuvo que dar marcha atrás un propuesta de campaña en la que prometió que reduciría gradualmente los aranceles a la exportación de aceites y harina de soya, lo que despertó varias quejas en el sector agropecuario.

“Macri está haciendo lo correcto, pero lo está haciendo dos años tarde”, dijo Guillermo Nielsen, exsecretario de finanzas bajo el gobierno del expresidente Néstor Kirchner.

La economía argentina no divisa un futuro muy prometedor. Mientras tanto, el presidente ha anunciado que pedirán un reembolso adelantado al FMI por el crédito que le aprobaron al país.

 

TEMAS


Argentina - Economía argentina