Atacante del Empire State era extrabajador disgustado: Policía

Reuters

El hombre que según la policía de Nueva York abrió fuego cerca del edificio Empire State fue identificado como Jeffrey Johnson, un ex trabajador de una firma de diseño de accesorios femeninos.

Johnson, de 53 años, había perdido previamente su trabajo en Hazan Import Corp, dijo el comisionado de la policía de Nueva York, Raymond Kelly, a periodistas.

En una conferencia de prensa, el alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, dijo que esperaba que los heridos sobrevivieran.

Durante el tiroteo, dos personas murieron y al menos otras ocho resultaron heridas el viernes, indicó una fuente de la policía local, lo que generó caos y temor entre los turistas y transeúntes que presenciaron la sangrienta escena frente a la famosa construcción.

Uno de los muertos fue el agresor, sostuvo la fuente, quien agregó que aparentemente el incidente no tenía vínculos con un acto terrorista.

Una lona blanca cubría lo que se creía que era un cuerpo frente a la entrada del edificio de oficinas, pero la policía se negó a confirmar si se trataba del agresor.
Una fuente policial dijo que se creía que el atacante, que trabajaba en la zona, era un empleado disgustado que disparó a una persona con la estaba resentido. Se desconoce la naturaleza de ese resentimiento.

"Oí los disparos", dijo Dahlia Anister, de 33 años, que trabaja en una oficina cerca del edificio Empire State, de 102 pisos. "Fue como pop, pop, pop. Definitivamente, fueron varios", agregó.

El tiroteo comenzó poco después de las 1300 GMT en una acera de la Quinta Avenida fuera del emblemático edificio de Manhattan.

El hecho tuvo lugar en el momento más álgido de la temporada de turistas fuera de una de las atracciones más populares de Nueva York, por lo que generó preocupación en turistas y transeúntes. La policía acordonó el área alrededor del edificio, uno de los más reconocibles del mundo.

El Empire State está a dos cuadras de Pennsylvania Station y Grand Central Terminal, dos de los principales centros de transporte de Nueva York.

"La gente comenzó a correr, diciendo que alguien tenía un arma, de modo que sólo corrí hacia el otro lado. Estaba asustada", dijo Adrianne Lapar, de 27 años, que trabaja en el edificio Empire State.

El empleado postal James Bolden, de 31 años, dijo que vio a un "hombre que yacía sobre (la vereda), sangrando por el cuello y apenas respirando".

"Todo el mundo estaba amontonado a su alrededor tomando fotos y videos, y los hombres de seguridad le gritaban a todo el mundo que retrocediera, y les dieran espacio. Apenas respiraba", dijo Bolden.

Una testigo dijo que vio a una mujer que había recibido un disparo en el pie y a otra siendo trasladada en ambulancia.

"Estaba caminando por la (calle) 33 y había un hombre muerto. Ví charcos de sangre. Yacía rodeado de sangre", dijo Justin Kellis, de 35 años, que trabaja en las cercanías.

Estados Unidos ha tenido otros dos casos de tiroteos masivos este verano boreal. James Holmes, de 24 años, está acusado de abrir fuego el 20 de julio durante una exhibición de medianoche de la película de Batman "The Dark Knight Rises" en una sala de cine en Aurora, Colorado, acabando con la vida de 12 personas e hiriendo a otras 58.

El 5 de agosto, un hombre armado mató a seis personas e hirió de gravedad a otras tres en un templo Sikh en las afueras de Milwaukee y luego fue abatido a tiros por la policía, en un ataque que las autoridades trataron como un acto de terrorismo doméstico.

El edificio Empire State fue el más alto del mundo durante 40 años desde el fin de su construcción en 1931 hasta la edificación del World Trade Center.

Después de los ataques del 11 de septiembre del 2001, nuevamente se convirtió en el edificio más alto de la ciudad, aunque recientemente fue superado por una nueva torre en construcción en el World Trade Center.