Aumento del proteccionismo haría decrecer 0,48% a Latinoamérica en 2018

Colombia es el segundo país con mayor percepción en la relación gobierno-corrupción

Andrés Venegas Loaiza - avenegas@larepublica.com.co

El impacto del proteccionismo como dinámica de comercio exterior a nivel mundial podría impactar negativamente el crecimiento de Latinoamérica. Así lo señaló la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (Ocde) en su más reciente informe ‘Perspectivas Económicas de América Latina 2018’. Este año, la región disminuiría su PIB en -0,48% debido al impacto del proteccionismo, según la organización. Además, en 2019 lograría recuperarse apenas 0,81%. Sin este escenario, la Ocde prevé un crecimiento del PIB de Latinoamérica entre 2% y 2,5% para 2018, según señala en el mismo informe.

El organismo asegura en su documento que la región atraviesa un momento de incertidumbre proveniente del impacto de factores externos que podrían “frustrar” su crecimiento, siendo la incertidumbre política en EE. UU. “la fuente externa de riesgos más importante a corto plazo”. La región se vería afectada durante los dos próximos años por el impacto del proteccionismo, especialmente en México. Además, la Ocde señala que las medidas de Estados Unidos hacia China “golpearían especialmente a los exportadores sudamericanos de metal industrial”, en referencia a Brasil, Perú y Chile.

Ante el desafío que presenta el proteccionismo para la economía regional, el organismo sugiere que “una respuesta eficaz de política pública para los países de América Latina es la integración regional”, debido a las ventajas que ofrece la proximidad geográfica, el idioma y las afinidades culturales. En el mismo sentido, Mario Pezzini, director del Centro de Desarrollo de la Ocde, menciona que “lograr una Latinoamérica más integrada económicamente al interior, habría permitido un impacto menor del proteccionismo estadounidense. Esta situación muestra una vez más la necesidad de integración comercial en Latinoamérica, que requiere un mejoramiento de la logística que incide siete veces más que los aranceles en el precio de un producto, según lo que hemos calculado”.

LOS CONTRASTES

  • Ángel Melguizolíder de la Unidad de América Latina de la Ocde

    “Lo que muestran las encuestas lo vemos positivo porque hay una demanda social por mejores políticas públicas, con tolerancia cero con la corrupción”.


  • Mario PezziniDirector del Centro de Desarrollo de la OCDE

    “Latinoamérica sufre consecuencias del proteccionismo debido a su alta integración con el comercio norteamericano. Latinoamérica debe integrar su comercio”.

La corrupción es otro tema clave en las temáticas que trabaja el informe sobre la región. Colombia es el segundo país con mayor percepción de la relación gobierno-corrupción entre la región, pues 86% de la población del país cree que la corrupción está extendida en el gobierno nacional. El primero con mayor porcentaje es Perú con 89% (ver gráfico). En la región la falta de confianza se ha profundizado desde la crisis financiera mundial, según indica el informe, que además señala que la proporción de población latinoamericana que tiene poca o ninguna confianza en los gobiernos alcanzó niveles cercanos a 75% en 2017, una caída de casi veinte puntos porcentuales con respecto a 2006.

Para Pezzini, a la corrupción se une un problema que es la distancia entre “lo que el sector público ofrece y lo que la población requiere” y resalta que el crecimiento de la clase media en la región, que según el informe podría ser 34,5% de la población, genera que la gente exija más. “Esto sucede debido a que la gente siente que su condición no es segura, porque además de la corrupción se sienten excluidos de las políticas públicas y van al sector privado de la educación o salud”, agrega. Ángel Melguizo, líder de la unidad de América Latina de la Ocde, acompaña la tesis de Pezzini. El funcionario considera que “vemos una percepción elevada de la corrupción unida a la insatisfacción por los servicios públicos que demanda la clase media y que no son de calidad”. El líder de la Ocde para la región dice que se necesitan Estados más transparentes en sus ingresos y gastos y más “visionarios” creadores de “oportunidades económicas para todos”.

Melguizo agrega que la corrupción es un fenómeno del que la población está más atenta ahora. “En la región la corrupción era percibida como un elemento con el que había que convivir pero esta visión ha bajado, ya no basta con gobiernos que luchan contra las trampas de la pobreza, sino también contra la trampa de la corrupción”. En cuanto al proceso de ingreso de Colombia a la Ocde, Melguizo aseguró que está “en la recta final” y que es importante mostrar que “Colombia ha trabajado de una manera intensa y es miembro en pleno del Centro de Desarrollo de la Ocde, al ser un país con el que se enfrentan retos comunes con el organismo y la región”.

El informe evalúa la calidad de los gobierno entre cero y uno observando factores como corrupción, ley y orden, y burocracia. La calidad del gobierno colombiano aumentó de 0,38 a 0,42 desde 2015.

Las secuelas de la corrupción por el caso Odebrecth

Según la Ocde, el caso Odebretch podría perjudicar económicamente a varios países por la detención de las obras de la empresa. En Colombia podría limitarse en 3% el crecimiento en los siguiente tres años tras retrasos en el proyecto del tramo de carreteras de la Ruta del Sol y del proyecto de navegabilidad del Río Magdalena. En Perú, la parálisis del gasoducto ha rebajado el crecimiento en casi un punto porcentual este año. Mientras Panamá podría restar 0,5 puntos en 2018 si se cancela un proyecto hidroeléctrico.

TEMAS


OCDE - Latinoamérica - PIB - Trump Economics