Ausencia de Google en el Senado de Estados Unidos marca error no forzado

Altos ejecutivos de Facebook y Twitter acudieron a declarar

Bloomberg

Google, frente a quizás el mayor escrutinio político en sus 20 años de historia, optó por dejar pasar la oportunidad de defenderse ante el Congreso de EE.UU.

El miércoles por la mañana se convocó a un panel del Comité de Inteligencia del Senado de EE.UU., la última de una serie de audiencias de alto perfil sobre intromisión electoral patrocinada por el Estado que involucra a las plataformas tecnológicas más grandes. Altos ejecutivos de Facebook y Twitter se sentaron frente a los senadores al lado de una silla vacía marcada “Google”. La unidad más grande de Alphabet optó por soportar las repercusiones de su ausencia en lugar de enviar a su fundador, Larry Page, o su sucesor, el director ejecutivo Sundar Pichai.

La sesión iba a centrarse en aquellos a cargo de la toma de decisiones tras un interrogatorio efectuado el pasado otoño a los abogados de las compañías tecnológicas. El director ejecutivo de Twitter, Jack Dorsey, y la titular de operaciones de Facebook, Sheryl Sandberg, aceptaron la invitación del Senado para testificar. Dado que la audiencia se enfocó en las vulnerabilidades de las redes sociales, ambos ejecutivos se prepararon para la mayor parte de las preguntas.

Aún así, Google decidió no enviar a Page, quien ahora dirige Alphabet, o a Pichai, a quien el Senado dijo que aceptaría. El panel rechazó la oferta de la tecnológica de enviar a su director jurídico, Kent Walker. La decisión de Google podría dañar su relación con el Congreso, donde ha gozado de un fuerte respaldo bipartidista durante años como buen ciudadano corporativo.

“Después de invertir tanto en cabildear en los últimos años, esto es extraño”, sostuvo Adam Goldberg, socio de Trident DMG, empresa de comunicaciones de Washington. “Si no estás en la mesa, estás en el menú, y el Congreso parece hambriento”.

Mark Warner, senador demócrata de Virginia y parte del comité, arremetió contra la compañía en su discurso de apertura, y aludió a las persistentes teorías de conspiración que se propagan en el servicio de búsqueda y en YouTube y los ataques patrocinados por el Estado a través de Gmail.

“Estoy profundamente decepcionado de que Google, una de las plataformas digitales más influyentes del mundo, haya elegido no enviar a su liderazgo corporativo para responder ante este comité”, lamentó. “Dado su tamaño e influencia, pensé que querría demostrar cuán seriamente toma estos desafíos y liderar esta importante discusión pública”.

La flagrante ausencia de Google se conoce en momentos en que las autoridades presionan cada vez más a los gigantes tecnológicos para explicar la interferencia rusa en la campaña presidencial de 2016 y todos los ojos están puestos en las próximas elecciones legislativas de noviembre. Algunos republicanos acusan también a las compañías de prejuicios anti-conservadores y políticos de ambos bandos afirman que abusan de su posición como plataformas dominantes.

Una vocera de Google aseguró el martes que la compañía ha informado a los miembros del comité “en numerosas ocasiones” sobre su trabajo para evitar la interferencia extranjera en las elecciones, esfuerzos que a su criterio recaen en Walker. “Le informamos esto al Comité de Inteligencia del Senado a finales de julio y entendimos que sería un testigo apropiado para esta audiencia”, argumentó la vocera en un comunicado enviado por correo electrónico.

El motor de búsqueda informó que ha descubierto anuncios políticos e intentos de piratería en sus servicios de parte de cuentas afiliadas a los gobiernos ruso e iraní. No obstante, YouTube ha tenido problemas para evitar que la propaganda y la desinformación se propaguen a través de sus canales.

En su testimonio presentado el martes, Walker escribió que Google había “cumplido sus cuatro compromisos” sobre transparencia de anuncios electorales acordados en una audiencia previa en el Senado. “Agradecemos los comentarios del Sr. Walker, pero no es un testimonio”, sentenció una portavoz del comité.

TEMAS


Google - Facebook - Twitter - Senado