Automotrices ganan con medida china de borrar topes de propiedad

Los fabricantes de automóviles eléctricos como Tesla Inc. serán los que más rápido se beneficiarán

Bloomberg

China permitirá a los fabricantes de automóviles extranjeros, desde Volkswagen AG hasta Ford Motor Co., poseer más del 50 por ciento de las empresas locales, eliminando una restricción en vigencia hace dos décadas y dándoles impulso a las empresas globales que buscan capturar una mayor participación en el mercado automotor más grande del mundo.

Los fabricantes de automóviles eléctricos como Tesla Inc. serán los que más rápido se beneficiarán por el levantamiento de los límites de propiedad para esas empresas a partir de este año. China quitará el límite para los vehículos comerciales en 2020 y el de vehículos de pasajeros en 2022, dijo el martes la agencia que supervisa las industrias.

La medida podría ayudar a disipar las tensiones existentes entre China y Estados Unidos desde que la retórica intensificada del presidente estadounidense, Donald Trump, los expuso a una guerra comercial tota. A empresas como Daimler AG, BMW AG, General Motors Co. y Toyota Motor Corp. les resultará más fácil fabricar y hacer negocios en China. Por otro lado, los fabricantes locales de automóviles sentirán más presiones para acelerar el desarrollo de sus propias marcas.

El anuncio de China llega poco después de tomarse una medida similar para la industria financiera la semana pasada.

Las acciones de todos los fabricantes de automóviles alemanes avanzaron por las noticias y así revirtieron pérdidas incurridas anteriormente. China representa alrededor de la mitad de las ventas de la marca homónima de Volkswagen, mientras que el mercado de autos más grande del mundo es también el comprador más importante de los vehículos de lujo de Mercedes, la unidad Audi de VW y BMW. Las acciones de Volkswagen llegaron a subir 1,2 por ciento y las de BMW y Daimler, que fabrica los vehículos Mercedes, cerca de 0,5 por ciento.

Autos eléctricos

Tesla, de Elon Musk, está en una posición particularmente óptima para beneficiarse del relajamiento de las reglas de propiedad. Musk no ha podido asegurar un convenio para abrir una planta de ensamblaje en China, después de negociar con el Gobierno de Shanghái por más de un año. Las partes no se pusieron de acuerdo con la estructura de propiedad, dijeron personas al tanto de la situación en febrero. El riesgo de mayores impuestos a la importación impulsados por la fricción comercial de China con EE.UU. se mitigaría si Tesla pudiera cerrar un acuerdo de fabricación local.

China ha avanzado hacia la eliminación de los límites en los últimos años y prometió que terminaría suprimiéndolos; en 2016, Bloomberg News informó que el Gobierno estaba estudiando tomar la medida. Desde 1994, el país asiático ha exigido a los fabricantes de automóviles extranjeros que abran empresas con socios locales para operar en China, y que la empresa extranjera no posea más del 50 por ciento.

Durante años, la llamada “regla 50:50” fue una vaca sagrada para la industria automotriz, considerada necesaria para conceder a los fabricantes de automóviles locales el tiempo necesario como para obtener la tecnología y desarrollar sus marcas antes de dar a los fabricantes extranjeros de automóviles acceso ilimitado al mercado. La eliminación del techo insinúa que ahora las autoridades chinas confían más en sus competidores locales.

TEMAS


Automotor - Volkswagen - China - Tesla - Ford