Bachelet envía proyecto de nueva Constitución que asegura gratuidad y equidad salarial

Reuters

El documento también elimina el control preventivo voluntario a cargo del Tribunal Constitucional y establece el reconocimiento a los pueblos originarios.

Diario Financiero

Tras meses de espera y a solo días de dejar La Moneda, la presidenta Michelle Bachelet anunció anoche, mediante cadena nacional, los principales cambios que tendrá la nueva Constitución en el proyecto que firmará esta mañana para enviar al Congreso Nacional.

El texto, según señaló la propia mandataria, se hace cargo de tres aspectos relevantes de los que, a su juicio, carece la actual Carta Fundamental, por lo que el proyecto que llegará al Parlamento establece que “Chile es un Estado de derecho democrático y social”; le otorga reconocimiento constitucional a los pueblos originarios; y, en tercer lugar, establece un necesario equilibrio entre los distintos poderes del Estado. Algunos de los elementos que destacan en este marco son el derecho a la gratuidad de la educación; la eliminación del control preventivo voluntario a cargo del Tribunal Constitucional; igualdad salarial entre hombres y mujeres; y el derecho a huelga, entre otros.

En un breve discurso de casi siete minutos, que Bachelet inició señalando que “quiero anunciarles que mañana enviaré al Congreso Nacional el proyecto de Nueva Constitución Política de la República, honrando el compromiso que asumí antes ustedes”, explicó que esta iniciativa es necesaria debido a que “hoy tenemos un texto constitucional ilegítimo en su origen, con un conjunto de reformas válidas, pero sin coherencia con el resto de las disposiciones”, por lo que el país tiene “el deber de aspirar a más y no quedarnos con un cuerpo jurídico que no dice relación con nuestros tiempos y el futuro que todos queremos construir”.

Tras este argumento, Bachelet explicó que la iniciativa “se hace cargo de las demandas ciudadanas por una sociedad más equitativa, donde la dignidad de todos está mejor protegida. (…) con derechos garantizados y con instituciones respetadas y eficientes. Una Constitución que pone a Chile al día con los cambios sociales y culturales a nivel global y nacional”.

El detalle de las propuestas

Así, la mandataria delineó los contenidos del documento que entregará al Poder Legislativo para su debate y tramitación. Siguiendo con el diseño de los tres puntos planteados en cuanto a protección de derechos, el texto plantea la “inviolabilidad de la dignidad humana” y “los derechos de los niños, las niñas y de los adolescentes; el derecho a la personalidad, a la participación, a la información, a la vivienda, al trabajo, o a la gratuidad en la educación”.

También “amplía el derecho al debido proceso, el derecho a huelga, al ejercicio de los derechos políticos, el derecho a la libertad individual y a la seguridad personal, derecho a la protección de los datos privados o a la calidad en la salud pública y a la igualdad ante la ley entre hombres y mujeres, especialmente en materia salarial. Perfecciona el derecho a la educación, a la protección de la salud, a la seguridad social, a la inviolabilidad del hogar y toda forma de comunicación privada”.

En segundo término, se establece el reconocimiento constitucional para los pueblos originarios y su “legítima aspiración de tener una representación en el Congreso”.

En tercer lugar, según la mandataria, el texto se hace cargo de las carencias en la actual Constitución respecto de las instituciones del Estado y la relación entre ellas. En este contexto, plantea un equilibrio entre los poderes del Estado para permitir el “verdadero juego democrático”, por lo que se eliminan los quórum supramayoritarios en las leyes y el control preventivo voluntario a cargo del Tribunal Constitucional. Y con el fin de profundizar la democracia se crea la “iniciativa ciudadana de ley” que requerirá del respaldo del 5% de los ciudadanos con derecho a voto.

Para garantizar los derechos contenidos en este proyecto, el texto asegura a quienes se sientan lesionados la posibilidad de acudir a los Tribunales de Justicia.

El anuncio abrió paso a las diferentes reacciones de todos los sectores.

Las reacciones que generó el anuncio en las redes sociales
Analistas criticaron que propuesta se envíe al Congreso a días del cambio de mando.

La cadena nacional de la presidenta de la República, Michelle Bachelet que informó los detalles de la reforma a la Constitución generó diversas reacciones entre los analistas políticos en las redes sociales.

La exministra del Sernam, Laura Albornoz, destacó el anuncio de que la nueva Carta Magna tendrá un marco legítimo, ya que nace de la deliberación ciudadana a través del proceso constituyente. “#GraciasMichelle”, dijo en Twitter.

El abogado constitucionalista, Fernando Atria, dijo que este es un “gesto final” del gobierno que muestra compromiso con el cumplimiento de las promesas programáticas. “El proceso constituyente creó muchos problemas internos a la Nueva Mayoría, por lo que no tuvo el impacto que se esperaba. No hay ninguna posibilidad de que este proyecto sea aprobado”, expresó en CNN Chile.

Punto con el que coincidió el académico de la Facultad de Gobierno de la U. Central, Kenneth Bunker, quien recalcó que la jefa de Estado “debiese ser honesta y comunicar que no se va aprobar” el proyecto en el Congreso.

La cientista política Bárbara Briceño aseguró con cierta ironía que durante la cadena nacional Bachelet “a ratos daba la impresión que estaba hablando de una reforma ya aprobada”.

El gerente general de Bancard, Nicolás Noguera, fue más duro en su cuenta de Twitter, catalogando el anuncio presidencial como “una payasada… siendo respetuoso”.

Mientras que el movimiento Marca AC puso el foco en los dichos de la presidenta en el sentido de que la actual Carta Magna es “ilegítima” en su origen. “Y cualquiera lo seguirá siendo sin una asamblea constituyente”, dijeron en su cuenta de la red social.

El senador de RN, Francisco Chahuán, lamentó que en el “último suspiro del gobierno” se pretenda generar una discusión “artificial” respecto a cambios constitucionales.

En su opinión, debió ocupar los “últimos cartuchos de liderazgo” para poner urgencia a los proyectos de ley que esperan los chilenos.

TEMAS


Michelle Bachelet - Sebastián Piñera - Chile