Banco central de Brasil podría seguir bajando su tasa de interés

Rogelio Vélez - rvelez@larepublica.com.co

Mucha expectativa causó la posibilidad de que el Banco Central de Brasil siguiera reduciendo sus tasas de interés a un mínimo histórico de 7,5%. Con esto se estaría acercando a su fin una campaña de estímulo de un año de duración para incentivar el crecimiento.

Esta sería la novena vez consecutiva en la que el emisor brasileño rebaja su tasa de referencia, conocida como tasa Selic, motivado por el poco crecimiento que ha tenido la sexta economía más grande del mundo en los últimos periodos.

Brasil creció 2,7% en el 2011 y se espera que este año se expanda 1,73%, de acuerdo con un sondeo divulgado por el Banco Central.

“El crecimiento que viene mostrando Brasil no refleja el poderío de su economía. Ellos tratan de que varios sectores restablezcan su actividad. El mercado ya presumía recortes adicionales”, dijo Sebastián Gallego, analista internacional de Serfinco.

Según los economistas consultados por Reuters, esos esfuerzos parecen estar dando frutos ya que las ventas minoristas y los datos de actividad económica subieron inesperadamente en junio, aumentando las esperanzas de una recuperación más sólida tras una oleada de medidas de estímulo del Gobierno, como exenciones impositivas.

Sin embargo, la mayor actividad de las industrias y los negocios ha vuelto a traer los temores de que la inflación se convierta en un problema el próximo año, en especial, después de que un salto en los precios mundiales de los alimentos revirtió la tendencia a la baja de la inflación en 12 meses

“La inflación había venido cayendo. Eso le da un poco más de espacio de maniobra. Aunque ese ha sido un tema histórico, esta se ha mostrado controlada”, agregó.

Los expertos además predicen que estas políticas de flexibilización se mantengan al menos por un mes más y creen que la última baja de dará en octubre para terminar el ciclo.

“En nuestra evaluación, el Emisor puede optar por mantener abiertas sus opciones para extender el tiempo del ciclo de relajación más allá de agosto, pero las futuras rondas de flexibilización probablemente van a ser muy dependientes de los datos sobre el nexo inflación-actividad interna”, dijo a Reuters Alberto Ramos, economista jefe para América Latina de Goldman Sachs.

Indice Bovespa perdió impulso y cayó 1,78%

El índice de acciones líderes brasileñas Bovespa cayó ayer y debajo de los 57.400 puntos, presionado por las acciones de Vale y de OGX.

El temor a que la Reserva Federal no entregue señales concretas sobre la emisión de medidas de estímulo monetario también lastraban al mercado. Ese temor aumentó después de que el Gobierno presentase datos mejores a lo esperado para el producto interno bruto del país.

El Bovespa cerró 1,7% por debajo. Las acciones de OGX descendían un 6,72%, a 6,11 reales después de que se conociera el cambio en la dirección de la compañía del Grupo EBX, del magnate Eike Batista.

TEMAS


Brasil