Barack Obama quiere reducir el impuesto de sociedades en Estados Unidos

Ripe

Estados Unidos quiere rebajar el impuesto de sociedades y eliminar algunas exenciones y subsidios para reestructurar el sistema fiscal para estimular el crecimiento económico de la primera economía mundial.

El Secretario del Tesoro de EE.UU., Timothy Geithner, explicó las líneas maestras con las que la Administración Obama quiere reformar la Hacienda estadounidense.

La reforma incluiría la eliminación de gran parte de los incentivos fiscales y subsidios vigentes, lo que simplificará la estructura impositiva de las empresas, pero podría suponer un aumentos de impuestos para algunas de ellas.

El propio Geithner calificó como "fundamentalmente injusto" el sistema actual. La intención del gobierno demócrata es rebajar el impuesto de sociedades del 35% al 28%. Y para el sector manufacturero quiere reducirlo al 25%, por debajo del actual 32% de media.

Además, por primera vez se impondrá un impuesto mínimo a la ahora de repatriar los beneficios a Estados Unidos desde el extranjero.

Sin embargo, Obama no tendrá fácil la aprobación del plan y es poco probable que lo consiga antes de las elecciones presidenciales. La brecha abierta entre demócratas y republicanos en el Congreso, controlado por estos últimos.
 
Críticas de los empresarios
Desde la patronal empresarial, las medidas han sido recibidas on escepticismo. La Cámara de Comercio de Estados Unidos han criticado la política fiscal de Obama para las multinacionales, ya que tienen desventajas a la hora de repatriar los beneficios obtenidos en el extranjero.

En una carta a Obama, una coalición de empresarios pidió a principios de mes al Gobierno la modernización de la estructura fiscal para empresas con el objetivo que las compañías puedan competir mejor en mercados exteriores.
 

TEMAS


Estados unidos - Impuestos