BCE eleva previsiones de inflación y rebaja crecimiento

Ripe

De la primera reunión mensual del Banco Central Europeo (BCE) tras las dos megainyecciones de liquidez a tres años salió la primera conclusión que el mercado esperaba.

El organismo monetario europeo mantuvo 'por unanimidad' los tipos de interés de la zona euro en el 1%, un nivel en el que se encuentran desde enero y que es la cota más baja de la historia.

Mario Draghi, el presidente del BCE, comezó la rueda de prensa indicando que la inflación se mantendrá por encima del 2% en 2012, pero reafirmó que el mandato del organismo es el de hacer que se baje del 2% a medio plazo. Sin embargo, ha dicho que los riesgos son al alza. Lo que supone que, si hay sorpresas, apuntarían a una inflación más alta de lo inicialmente previsto.

En ese sentido ha señalado que hay signos de estabilización en la economía. Aunque ha advertido de incertidumbres como la escalada de los precios del crudo.

En ese sentido, ha elevado sus previsiones de inflación y ha rebajado las de crecimiento.

El BCE espera que los precios aumenten entre un 2,1% y un 2,7% en 2012, lo que supone romper al alza el objetivo de la institución, que está fijado en el 2%, frente a la horquilla del 1,5%/2,5% que adelantó en diciembre.

Además, ha indicado que la economía se recuperará gradualmente de cara a este año, gracias al tirón de la demanda externa y a los tipos bajos. No obstante, ha rebajado sus previsiones de crecimiento para este año a -0,5%/0,3%, desde el rango del -0,4%/1% que anunció en diciembre.

Draghi fue preguntado por el aumento del objetivo de déficit de España, algo que no ha querido valorar de forma 'prematura'. Sin embargo, dijo que hay cierto 'diálogo' sobre estas cifras entre el Gobierno de Mariano Rajoy y la Comisión Europea. Y ha asegurado que estos datos se conocerán a finales de mes o principios de abril. Finalmente, ha subrayó que confía en que prevalezca el pacto fiscal.

No habrá más subastas Draghi destacó el carácter temporal de todas las medidas extraordinarias e indicó que el efecto de las dos barras libres de liquidez a tres años ha sido positivo, ha tenido un 'éxito incuestionable' y ha recalcado. Agregó que sus beneficios se irán viendo en los próximos meses.

TEMAS


Europa