BCE todavía no estaría listo para supervisar todos los bancos

Rogelio Vélez - rvelez@larepublica.com.co

La supervisión de los bancos de Europa por parte del Banco Central Europeo (BCE) está cada vez más cerca, pero aún falta especificar si el trabajo de la entidad presidida por Mario Draghi se limitará a los 25 bancos más grandes de la zona o a la totalidad de entidades que tenga su sede en los países de la moneda común.

Algunos opinan que el BCE aún no está listo para supervisar los más de 6.000 bancos que hay en la zona.

Una vez más, el BCE vuelve a estar en el centro de la atención de los medios tanto por la discusión que se dará en cuanto a su papel como supervisor bancario general, como por las expectativas que genera la reunión programada para este jueves entre sus directivos.

En cuanto a lo primero, la Comisión Europea (CE), que funciona como el poder ejecutivo de la Unión Europea, señaló ayer la necesidad de que el BCE tenga la autoridad máxima en cuanto a la supervisión de todas las entidades financieras de la zona euro, y no solo de las 25 más importantes como lo habían propuesto los expertos alemanes, en especial, el ministro de finanzas, Wolfgang Schaeuble.

Según este funcionario “el BCE mismo ha dicho que no tiene potencial para supervisar a los 6.000 bancos de la Unión Europea en un futuro cercano”.

El ministro alemán agregó que tiene dudas sobre qué tan rápido podría implementar el banco un sistema de supervisión confiable.

“Con las entidades más grandes, sistémicamente relevantes, existe la posibilidad de que pueda realizarse una supervisión directa por parte del Banco Central Europeo en un período corto de tiempo”, dijo.

En este caso se trataría de 20 a 25 entidades financieras consideradas sistémicas por su gran tamaño e influencia en los demás mercados, entre los cuales se puede contar el banco Santander de España, el Deutsche Bank y el Commerzbank de Alemania, el Paribas de Francia y el Unigroup de Italia, según la clasificación que hizo la agencia para la estabilidad financiera del G-20, a finales del año pasado.

Para Camilo Pérez, director de investigaciones del Banco de Bogotá, el BCE todavía no tienela capacidad para supervisar a todos los bancos de la zona, pero “la tarea que tienen los europeos es montar ese nuevo sistema de aquí a que finalice el año”.

“Los rumores dicen que va a haber una nueva junta paralela a la de política monetaria, encargada de la supervisión. Esta va a tener 23 miembros, uno por cada país y seis más independientes. Cada país tiene una entidad supervisoras que pasaría sus poderes al BCE”, dijo. “El problema- señaló- es que la transferencia del conocimiento de cada país puede tomar algún tiempo”.

Según el diario The Financial Times, esa junta paralela sería necesaria para establecer un cortafuego con la junta de la política monetaria, la cual entre sus capacidades está proveer préstamos baratos a los bancos en problemas.

“Lo principal es que supervise a los más grandes que tendrían un efecto mayor sobre la el sistema. El impacto de los pequeños no sería tanto. Es más importante cuidar bien a los que son ‘too big to fail’ (muy grandes para fallar). Lo más pequeños pueden quebrar si mucha consecuencia”, dijo Marisol Torres, analista del Helm Bank.

“Le quedará difícil al BCE ponerse a monitorear banco por banco. Lo optimo sería que se supervisaran por dos, pero es un buen comienzo que sean lo bancos más grandes”, agregó.

“Por supuesto que no vamos a proponer que el BCE haga todo por si solo”, explicó ayer el portavoz de la Comisión Europea, Stefaan De Rynck, quien subrayó que los supervisores nacionales no sería eliminados del todo y tendrían un papel “importante”, principalmente en el control día a día de los bancos.

La CE tiene previsto dar a conocer oficialmente su propuesta para crear una unión bancaria en Europa el próximo 12 de septiembre, con el objetivo de que se discuta en los próximos meses y pueda estar aprobada antes de fin de año.

BCE dispuesto a comprar deuda

La atención del mercado también estaba ayer centrada en la reunión que el BCE hará este jueves, dado que los inversionistas esperan que Draghi ofrezca algunos detalles sobre el programa de compra de bonos del banco para rebajar los costos de financiación de países como España e Italia.

Según información de la agencia Reuters, Draghi, quien ayer se reunió a puerta cerrada con los eurodiputados de la Comisión de Asuntos Económicos y Monetarios del Parlamento Europeo, defendió que estas adquisiciones de deuda no van en contra de los tratados europeos ni podrían considerarse una forma de financiación a los Estados europeos en problemas.

La compra de deuda por parte del emisor ha sido otro tema de disputa entre las autoridades monetarias y el banco central de Alemania (Bundesbank). Jens Weidmann, presidente de esa institución es la única voz discidente entre los miembros del Consejo de Gobierno del BCE.

Weidmann considera que la compra ilimitada de deuda entorpecerá las reformas que él cree necesarias para los países afectados, una posición que comparte con otros conservadores alemanes quienes además creen que la compra de bonos viola los tratados europeos y auguran que provocará inflación en la economía germana, incluso si se hace en los mercados secundarios.

El BCE informó ayer que no compró deuda en los últimos siete días con lo cual acumula 25 semanas consecutivas sin hacerlo. Con esto, el balance de deuda comprada está en €$209.000 millones.

Especulación por posible salida de Grecia este viernes

En un artículo del periódico The New York Times, sobre lo que están haciendo las compañías para prepararse para una salida Grecia de la zona euro, un ejecutivo de PricewaterhouseCoopers mencionó que la compañía está presupuestando que el país problema de Europa anunciará su salida este viernes en la tarde, después de que cierren los mercados bursátiles.

Si esto ocurre, dice el artículo, el fin de semana los controles de capitales harían más difícil los movimientos de capitales. De ahí que desde ya se planeen viajes con efectivo hacía el país.

Las opiniones

Camilo Pérez
Director de investigaciones del Banco de Bogotá

“La tarea que tienen los europeos es montar un nuevo sistema de supervisión bancaria de aquí a que finalice el año”

Marisol Torres
Analista del Helm Bank

“Lo principal es que supervise a los más grandes que tendrían un efecto mayor sobre el sistema. El impacto de los pequeños no sería tanto”.

TEMAS


Bancos - España - Europa