Blackstone captaría US$5.000 millones para infraestructura

El Fondo de Inversión Pública de Arabia Saudita (PIF) se comprometió a invertir US$20.000 millones.

Bloomberg

Trece meses después de presentar un gigantesco compromiso del fondo soberano de inversión de Arabia Saudita, Blackstone Group LP está cerca de un primer cierre de US$5.000 millones para su primer fondo de infraestructura, según personas con conocimiento del tema.

La captación de fondos, cuya finalización se prevé para esta semana, está levemente demorada respecto del cronograma pero constituirá el primer cierre más grande de un fondo inicial de todas las estrategias alternativas de inversión después del Vision Fund de US$100.000 millones de SoftBank y el Fondo de Reforma Estructural de China, según Preqin. Los datos excluyen los fondos con un solo cierre.

Un portavoz de Blackstone, que tiene sede en Nueva York, declinó efectuar declaraciones.

El fondo de US$40.000 millones planeado –Blackstone Infrastructure Partners- causó sorpresa cuando fue presentado en mayo pasado en Riad durante una visita del presidente Donald Trump y dirigentes empresariales entre los que se contaba Stephen Schwarzman, presidente y máximo responsable ejecutivo de Blackstone. El Fondo de Inversión Pública de Arabia Saudita, conocido como PIF, se comprometió a invertir US$20.000 millones, a condición de que a cada dólar correspondieran compromisos de otros inversores.

Los ejecutivos del sector han dicho que incluso la imagen de la enorme presencia del PIF en el fondo de Blackstone podría ponerlo en desventaja al competir por inversiones que requieren apoyo de funcionarios municipales, estaduales o federales. Sin embargo, los sauditas tendrán una posición minoritaria en cualquier operación y no poseerán facultad discrecional en materia de inversiones, según algunas de las personas.

Ponerse al día

El primer cierre da a Blackstone un fondo dedicado en un área en la que rivales clave iniciaron su actividad hace más de una década. Si bien el tramo no es tan grande como preveían algunos observadores, el hecho de que Blackstone haya podido llegar a esta coyuntura indica que los pronósticos de los detractores quizá hayan sido prematuros.

La captación de capital tiene lugar aun cuando Trump todavía no ha cumplido con la promesa de facilitar la inversión de US$1,7 billones en la próxima década. “Sería provechoso que hicieran algo relacionado con la infraestructura”, dijo en mayo el presidente de Blackstone, Jonathan Gray, respecto del gobierno federal. Sin embargo, “hay muchísimo que hacer incluso sin eso”, señaló el director de finanzas de la firma, Michael Chae, durante una conferencia telefónica sobre utilidades de febrero.

La firma inicialmente no dijo si apuntaba a captar los compromisos correspondientes de una sola vez pero, en una teleconferencia con periodistas que tuvo lugar en febrero, el entonces presidente de Blackstone, Tony James, aclaró que los US$40.000 millones se reunirían “a lo largo de la próxima década más o menos”.

Un memorándum de enero de un plan de pensiones de Pensilvania decía que Blackstone buscaba reunir US$7.500 millones en la primera etapa de recaudación de fondos. Ese marco temporal incluye los próximos nueve meses, durante los cuales habrá cierres adicionales, dijeron algunas de las personas con conocimiento del tema, que pidieron anonimato porque la información es privada.

Después de marzo de 2019, el fondo no aceptará nuevos compromisos hasta que sus arcas se hayan vaciado, período de inversión que Blackstone prevé durará de tres a cuatro años, señalaron las personas. En total, la firma viene apuntando a entre US$5.000 millones y US$7.500 millones de capital externo para formar un fondo de US$10.000 millones a US$15.000 millones incluyendo la correspondencia con el PIF durante la etapa inicial, dijeron las personas.

TEMAS


Blackstone - Arabia Saudita - Obras de infraestructura - Blackstone Infrastructure Partners - Estados unidos - Stephen Schwarzman