Blackstone paga US$245 millones a la familia Lara por la sede de Planeta en Barcelona

El complejo tiene una superficie total de 27.000 metros cuadrados, de los que 25.000 metros cuadrados corresponden a oficinas.

Expansión

Inversiones Hemisferio, compañía de las distintas ramas de la familia Lara, ha llegado a un acuerdo con el fondo estadounidense Blackstone para vender la sede del grupo editorial y de medios de comunicación Planeta antes de que Banco Sabadell se quede con el edificio a cambio de la deuda contraída en su día por el hólding familiar.

Según fuentes cercanas a la operación, Blackstone pagará US$245 millones  por el inmueble situado en la Avenida Diagonal de Barcelona, donde Planeta seguirá como inquilino. Las rentas aportarán al inversor una rentabilidad inferior al 4%.

El pasado mayo, la familia Lara, dueña de Planeta, acordó traspasar a Banco Sabadell el edificio, valorado en US%198 millones, pero tenía hasta septiembre para intentar encontrar otro comprador por su cuenta y tratar de conseguir un precio superior.

El complejo tiene una superficie total de 27.000 metros cuadrados, de los que 25.000 metros cuadrados corresponden a superficie de oficinas, alquilados a Planeta y a otros inquilinos, por lo que Blackstone pagará US$9.300 por metro cuadrado. Las mismas fuentes aseguran que comprador y vendedor ya han llegado a un acuerdo sobre el precio y las condiciones y que la operación sólo está pendiente de la firma.

En 2001, los Lara compraron el edificio -la antigua sede de Banca Catalana- por unos US$116 millones. En 2006, Inversiones Hemisferio, junto con otras sociedades patrimoniales, como la del dueño de Mango, Isak Andic, Joaquín Folch Rosiñol (Industrias Titán) y Héctor Colonques (Porcelanosa), compraron el 12% de Banco Sabadell por US$1.512 millones. Los Lara llegaron a controlar el 3% del banco, pero durante la crisis los títulos de Sabadell se desplomaron en Bolsa, y Hemisferio se vio obligado a poner como garantía el inmueble de la Avenida Diagonal.

La deuda de Hemisferio con el banco vence el próximo septiembre. Sabadell y los Lara pactaron hace dos meses el traspaso del activo si Hemisferio no lograba vender antes por su cuenta el edificio por un importe superior.

Esta situación obligó a la patrimonial de la familia propietaria de Planeta a organizar la venta del edificio en un tiempo récord y a buscar un comprador con la capacidad financiera suficiente para desembolsar con la máxima celeridad los más de US$233 millones que pedían. El proceso se encargó a la consultora Cbre.

Con esta operación, Blackstone refuerza su apuesta por España, donde ha invertido en el sector inmobiliario a través de la compra de Anticipa, antigua división inmobiliaria de Catalunya Caixa, y de HI Partners, creada a partir de los activos hoteleros de Banco Sabadell.

TEMAS


Inversiones Hemisferio - Blackstone - Sabadell - Barcelona - Grupo Planeta