Bloqueo argentino obliga a habitantes de Malvinas a cultivar su propia comida

Reuters

La competencia fue feroz en la exhibición de horticultura este año en las Malvinas, donde los isleños cultivan verduras y crían sus propios pollos para hacer frente tanto a la escasez de comida como al aumento de precios que muchos consideran culpa de Argentina.

Treinta años después de la guerra entre Argentina y Gran Bretaña por el remoto archipiélago del Atlántico Sur, muchos de sus 3.000 habitantes dicen que los controles argentinos sobre el transporte están interrumpiendo las importaciones de comida y convirtiendo a los productos frescos en artículos de lujo.

Los bananos, que desaparecieron de los mercados durante meses, recientemente aparecieron con un precio de casi 1 libra (US$1,59) por unidad.

El hotel más importante de la capital -llamada Stanley por los británicos y Puerto Argentino por los argentinos- casi se queda sin suministro de huevos.

El gerente del lujoso hotel publicó un pedido urgente en una página de Facebook y evitó el problema al recibir ayuda de residentes a kilómetros a la redonda.

'Hace un par de meses probablemente tuve la peor experiencia en 10 años', dijo Carl Stroud, gerente general del Malvina House Hotel, lamentando que el elevado precio de la fruta los haya obligado a tomar medidas de austeridad a la hora del desayuno.

'Simplemente no podemos ofrecer fruta fresca (…) A menos que subamos las tarifas de las habitaciones para compensar, sería difícil', explicó.

Un pequeño pedazo de sandía -importada de Chile- cuesta hasta 3 libras (US$4,77), mientras que la lechuga arrepollada se vende hasta a 4 libras (US$6,36) debido a los elevados costos del transporte aéreo en un vuelo comercial semanal.

Un vivero hidropónico produce abundantes suministros de vegetales de estilo Mediterráneo y hasta frutillas en vastos invernaderos fuera de la capital de las islas, pero la producción cae cuando llega el invierno.

Los escandalosos precios y los irregulares suministros están convenciendo a los residentes de que es hora de cultivar sus propias verduras, reavivando la tradición de autosuficiencia en las islas.

Siembras
Entre los coloridos techos de chapa y las casas blancas de la ciudad, las huertas de repollos, zanahorias y nabos ofrecen una alternativa más económica frente a los productos importados que se venden en el supermercado. Los tomates maduran lentamente en parras o invernaderos.

'Las verduras no siempre están disponibles y cuando lo están, no siempre son de buena calidad y pueden ser caras', dijo Derek Howatt, de 61 años, que cría gallinas en su jardín trasero y cultiva coliflor en el frente de su casa.

'Yo gasto una fortuna en fruta. Sería lindo cultivar bananas y naranjas en vez de zanahorias y nabos, pero eso no es posible', explicó, agregando que la dura competencia en la exhibición de jardines este año le impidió quedarse con el primer puesto.

Roger Spink, presidente de la cámara de comercio, dijo que los controles de Argentina destinados a presionar a Gran Bretaña para que acepte dialogar sobre la soberanía sólo lograron dañar los intereses de los isleños.

'La gente siente que Argentina tiene rencor con las Malvinas (…), por eso la gente de Malvinas no tolera demasiado a Argentina, así que es contraproducente', afirmó.

Mientras tanto, la presidenta argentina, Cristina Fernández, ejerce más presión sobre Londres para que acepte negociar la soberanía de las islas, que Buenos Aires reclama desde 1833.

Según un decreto argentino del 2010, por ejemplo, los barcos que viajan hacia y desde las islas a través de aguas argentinas deben obtener un permiso del gobierno, lo que ha afectado también el turismo de la isla.

Argentina denunció a cinco petroleras
Una semana después de que el canciller Héctor Timerman anunciara que la Argentina pensaba emprender acciones administrativas, civiles y penales contra cinco empresas de capitales británicos que participan de la exploración petrolera en la zona de las Islas Malvinas, el Ministerio de Relaciones Exteriores informó que se pidió a las bolsas de Nueva York y de Londres que exijan a las compañías involucradas que informen respecto de tales actividades ilícitas. Las empresas señaladas por la Cancillería son Argos Resources Limited; Borders & Southern Petroleum PLC; Desire Petroleum PLC; Falkland Oil and Gas Limited y Rockhopper Exploration PLC.

La opinión

Cristina Fernández de Kirchner
Presidenta de Argentina

'Somos un territorio que nació como colonia, toda la América, y no podemos sostener ningún enclave colonial. La América del Norte también fue colonia inglesa y también se independizó'.

TEMAS


Argentina