BMW resiste debilidad de Europa con salto en utilidad

Ripe

El fabricante alemán de vehículos de lujo BMW tuvo en el primer semestre una ganancia neta de US$3.225 millones, un 10% menos que en el mismo periodo del año anterior, por el aumento de costos de personal.

BMW informó hoy en un comunicado de que la facturación subió entre enero y junio un 10,5%, hasta US$46.051 millones.

La ganancia antes de impuestos se redujo en el mismo periodo hasta US44.978 millones, un 6,9% menos que en el primer semestre de 2011.

El volumen de ventas de las marcas BMW, MINI y Rolls-Royce subió en los seis primeros meses de 2012 un 8,1%, hasta 903.539 unidades.

A la caída de la ganancia han contribuido "costos de personal más elevados, aumento de gastos en desarrollo y nuevas tecnologías, una intensa competencia de mercado y una base más alta por el récord logrado en el segundo trimestre del año pasado".

Además, el resultado del segundo trimestre de 2011 incluyó un efecto extraordinario positivo de US$570 millones por el ajuste de valor residual y por provisiones para riesgos por créditos.

La ganancia operativa se redujo en los seis primeros meses del año un 4,2%, hasta US$5.406 millones.

El consejero delegado de BMW, Norbert Reithofer, dijo que "el grupo BMW continuó teniendo un comportamiento muy bueno, tanto en el segundo trimestre como en la referencia semestral"

La marca BMW registró un crecimiento mundial del 8,3%, hasta 747.064 unidades, en los seis primeros meses del año, por el éxito de la nueva serie 1, cuyas ventas aumentaron en este periodo un 20,5%. En tanto, la ventas de la serie 3 se mantuvieron en 193.989 unidades.

 

TEMAS


BMW - Europa