Bolivia nacionalizará mina de Glencore para acabar con conflicto

Reuters

Bolivia anunció el martes que “nacionalizará”, mediante una rescisión de contrato, la mina de estaño y zinc Colquiri del grupo suizo Glencore para poner fin a un enfrentamiento entre trabajadores del yacimiento y cooperativas mineras, que dejó decenas de heridos y golpearon a la producción.

El Gobierno izquierdista de Evo Morales llegó a un acuerdo con el sindicato de Colquiri y una cooperativa minera que explota parte del yacimiento, uno de los tres controlados por Glencore tras una privatización de la década pasada.

El trato dejaría sin efecto las negociaciones previas entre el Gobierno y Glencore para modificar, en favor del Estado, los contratos de explotación de las minas. Representantes del intermediario de materias primas no estuvieron inmediatamente disponibles para comentar el anuncio.
 
El ministro de Gobierno, Carlos Romero, dijo tras la firma del entendimiento que el Gobierno emitirá un decreto que revertirá a control de la corporación estatal Comibol la mina en conflicto, dejando una de sus vetas en manos de la cooperativa ya instalada en el yacimiento.
 
"Este acuerdo es histórico porque va a permitir la nacionalización del distrito minero de Colquiri, respetando el trabajo de nuestros compañeros asalariados y respetando también la existencia y la actividad de nuestros compañeros cooperativistas, en el marco de la constitución", sostuvo Romero.
 
El conflicto ilustra las dificultades de Morales para extender a la minería, el segundo sector de la economía y en el que participan transnacionales y centenares de cooperativas, la estatización iniciada en 2006 de la industria de hidrocarburos y que se amplió a las telecomunicaciones y la electricidad.
 
El acuerdo sobre Colquiri se firmó luego de tres semanas de paralización de la mina, a unos 200 kilómetros al sur de La Paz, que dejó pérdidas de producción calculadas en al menos US$10 millones.
 
Miembros de la Cooperativa 26 de Febrero que explotaba parte de la mina desataron el conflicto el 30 de mayo al tomar el yacimiento exigiendo que el Estado les entregue más áreas para extraer mineral.
 
Los trabajadores asalariados de Sinchi Wayra, como se llama la filial local de Glencore, replicaron demandando la nacionalización de toda la mina, en una disputa que derivó la semana pasada en violentos choques, con intercambios de dinamita, que dejaron una treintena de heridos.
 
Líderes de los sindicatos y de las cooperativas mineras, entre ellos el secretario ejecutivo de la Central Obrera Boliviana, Juan Carlos Trujillo, firmaron el acuerdo con el Gobierno.
 
Las tres minas de Glencore -Colquiri, Porco y Bolívar- habían sido escogidas por el Gobierno para ser las primeras en las que se aplicaría un cambio de contratos concertado, que dejará en manos de Comibol la mayoría accionaria y el control de la operación, modelo de nacionalización favorecido por Morales.
 
Colquiri produjo en el 2011 unas 2.000 toneladas de estaño contenido en concentrados, una pequeña parte de los casi US$3.500 millones que la minería exportó en 2011, según cifras oficiales.
 

TEMAS


Bolivia