Brasil y México reanudan las conversaciones sobre el comercio de vehículos

Reuters

El ministro de Comercio Exterior de Brasil, Fernando Pimentel, viajará el martes a México para retomar los diálogos luego de que su Gobierno fijó el viernes pasado como tope para revisar el acuerdo, que inundó su mercado de autos mexicanos más competitivos y disparó su déficit comercial con ese país.

Está previsto que Pimentel y el canciller brasileño, Antonio Patriota, se reúnan con el secretario de Economía de México, Bruno Ferrari, para negociar cara a cara el miércoles, dijo un portavoz del Ministerio de Comercio Exterior en Brasilia.

México -que rechazó el ultimátum – envió a su socio una carta el 9 de marzo exhortándolo a retomar el diálogo sobre el Acuerdo de Complementación Económica (ACE-55) firmado en el 2002 y bajo el cual se negociaron cerca de US$2.600 millones en 2011 entre las dos naciones.

"Estamos haciendo todas las gestiones con el propósito de avanzar hasta llegar a un acuerdo", dijo a Reuters un funcionario del Gobierno mexicano quien consultado sobre el ultimátum dado por Brasil opinó que "parece haber privado la intención de llegar a un acuerdo". "Es una buena señal que vengan a negociar", agregó.

México urgió la semana pasada a Brasil a renegociar "en vivo" el ACE-55 que Brasil amenazó con romper si no hay acuerdos sobre cuotas, reglas de origen y comercio de vehículos pesados, para balancear su balanza comercial.

Funcionarios de ambas naciones se han reunido varias veces para salvarlo, pero Brasil ha insistido en que como está actualmente no le es favorable y ha dejado clara su amenaza de romper.

Brasil, que puja por una reducción de las exportaciones desde su socio, pidió la semana pasada fijar una cuota de importación de autos mexicanos equivalente a US$1.400 millones por tres años, muy por debajo del valor de US$2.400 millones de 2011 que cifra México.

Fuentes de Brasil han dicho que la presión por renegociar los términos del acuerdo provienen de la misma presidenta Dilma Rousseff, quien quiere proteger a la industria automotriz de su país, golpeada por las importación de autos baratos por la revalorización del real.

El comercio total bilateral de Brasil y México superó los US$9.000 millones en 2011, alrededor de la mitad corresponde a autos y piezas.
 

TEMAS


Brasil - México