Bruselas cree que Abengoa manipuló el precio del etanol y amenaza con una multa millonaria

EXPANSIÓN

La Comisión Europea ha llegado a la conclusión preliminar de que Abengoa y Lantmännen, inflaron de forma artificial los precios del etanol. Ambas compañías se exponen a una multa millonaria de Bruselas.

Diario Expansión

La Comisión Europea ha llegado a la conclusión preliminar de que Abengoa, la compañía de ingeniería y energía española, y la sueca Lantmännen, inflaron de forma artificial los precios del etanol. Ambas compañías se exponen a una multa millonaria de Bruselas.

El Ejecutivo comunitario envió el pasado mes de julio un pliego de cargos a Abengoa y a Lantmännen, acusándoles de prácticas anticompetitivas, según ha publicado la agencia Reuters y han confirmado a EXPANSIÓN fuentes conocedoras del proceso.

Con el envío de ese pliego de cargos se cierra otra una nueva fase de la pesquisa. Ahora las compañías tendrán la oportunidad de acceder a toda la información en la que los inspectores de Competencia de la Comisión basan su acusación y, con ella, presentar una defensa completa.

La decisión final se espera para comienzos del próximo año. La sanción tendrá en cuenta el volumen de negocio de las áreas en las que se produjeron las ilegalidades, si bien cuentan con un tope máximo del 10% de la facturación global de la compañía del año anterior a la decisión.

En 2017, Abengoa ingresó US$1.732 millones, lo que, de usarse los datos del año pasado, limitaría la sanción a US$173,26 millones. En cualquier caso, como lo más probable es que la sanción llegue el año que viene, los datos para calcular el importe de la multa serán los de 2018.

El beneficio antes de intereses, impuestos, amortizaciones y depreciaciones (ebitda) de 2017 de Abengoa fue de US$151,02 millones, US$209,55 millones si se descuentan factores no recurrentes. Si la Comisión Europea cree que la sanción puede tener un impacto desproporcionado en la compañía o afectar a su viabilidad, puede aplicar un mecanismo corrector a la sanción.

Bruselas abrió la investigación formal sobre Abengoa y Lantmännen en diciembre de 2015, apenas dos semanas después de que la compañía solicitase un preconcurso de acreedores. En las pesquisas iniciales, que comenzaron en 2013 con inspecciones in situ en la sede de las compañías, se encontraba también la belga Alcogroup, que finalmente fue eximida de culpabilidad.

Margrethe Vestager, comisaria de Competencia, mostró la sospecha de que “que estas compañías pueden haber conspirado para manipular los índices de precios del etanol publicados por la agencia Platts, por ejemplo acordando entre ellos el envío de órdenes de compra con el objetivo de presionar al alza los índices y así incrementar los precios del etanol”.

El etanol es un alcohol fabricado a partir de cultivos como el trigo, el maíz o la remolacha, que, añadido a la gasolina, puede ser usado como biocombustible para ciertos motores de vehículos.

Según los inspectores de la Comisión esto habría elevado artificialmente los precios de la energía renovable y perjudicado el uso de los biocombustibles como una alternativa a los combustibles fósiles, con consecuencias negativas tanto para los consumidores como para el medioambiente.

TEMAS


Comisión Europea - Fijar los precios - Etanol