Bruselas insta a Airbnb a cumplir ley europea sobre consumidores

El Ejecutivo de la UE dijo que algunos de los términos de Airbnb y la forma en que presenta sus precios infringen la directiva sobre prácticas comerciales desleales.

Carlos Gustavo Rodríguez Salcedo

La Unión Europea pidió el lunes a Airbnb que adapte sus términos y condiciones a la normativa de protección de los consumidores del bloque si no quiere enfrentarse a medidas por parte de las agencias nacionales que velan por esos intereses.

El Ejecutivo de la UE dijo que algunos de los términos de Airbnb y la forma en que presenta sus precios infringen la directiva sobre prácticas comerciales desleales, la norma sobre cláusulas abusivas en los contratos y el reglamento relativo a la competencia judicial en materia civil y mercantil.

Airbnb, con sede en San Francisco, y otras plataformas similares de alquiler, que ayudan a los propietarios a arrendar sus casas o habitaciones durante períodos cortos, han crecido en popularidad en los últimos años debido a sus precios competitivos en comparación con los hoteles.

“Sin embargo, su popularidad no puede servir de excusa para no cumplir con la normativa de protección de los consumidores de la UE. Los consumidores deben poder comprender fácilmente por qué y cuánto han de pagar por los servicios contratados y contar con unas normas justas, por ejemplo, en caso de anulación del alojamiento por el propietario”, dijo la comisaria europea de Justicia, Vera Jourova, en un comunicado.

La compañía tiene hasta finales de agosto para presentar sus propuestas en respuesta a las críticas, que luego serán revisadas por la Comisión y las autoridades nacionales de consumidores. Podría enfrentarse a multas si no cumple con la normativa de la UE.

El Ejecutivo de la UE dijo que Airbnb debería indicar si el alojamiento es ofrecido por un particular o un profesional, proporcionar detalles sobre el precio de una manera clara y modificar sus términos de servicio para hacerlos más justos para los consumidores.

Airbnb no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios.

El problema salió a la luz después de que las agencias nacionales de consumidores examinaran en junio las prácticas comerciales de Airbnb publicadas en diferentes idiomas. Las plataformas de alquiler han sido criticadas por impulsar al alza los precios de las propiedades y contribuir a la escasez de viviendas en París, Berlín, Ámsterdam y otras grandes ciudades.

TEMAS


Unión Europea - Comisión Europea - Airbnb - Consumidores