Candidato de izquierda aspira a heredar votos de Lula da Silva en Brasil

Ciro Gomes Photographer: Andre Coelho/Bloomberg

El Partido Democrático Laborista, PDT, es el primero en apoyar al candidato.

Bloomberg

Ciro Gomes, que espera convertirse en el adalid de la izquierda brasileña en las elecciones presidenciales de octubre, está consiguiendo el respaldo oficial de su partido pero aún tiene dificultades para forjar alianzas y ampliar su atractivo entre los votantes.

El Partido Democrático Laborista, PDT, es el primero en apoyar este viernes al candidato, lo cual da inicio a una serie de convenciones partidarias que trazarán un mapa del campo electoral de Brasil en las dos próximas semanas. El ex gobernador del estado de Ceará se ubica segundo o tercero en diferentes sondeos de opinión que excluyen a Luiz Inácio Lula da Silva, el expresidente encarcelado cuyos seguidores desearía conquistar.

En la elección más incierta desde el retorno de Brasil a la democracia en 1985, a la mayoría de los candidatos les está costando incorporar aliados. Gomes, como muchos de sus principales rivales, llega a la convención de su partido sin compañero de fórmula, cargo que normalmente se ofrece a un socio de coalición a cambio de respaldo.

En las últimas semanas, Gomes se acercó al partido de derecha Demócratas así como también al PSB, el partido socialista. En un intento de conquistar a los votantes de Lula, también buscó compañero de fórmula en el Partido de los Trabajadores, como el exalcalde de São Paulo, Fernando Haddad. Hasta ahora, empero, el partido de Lula insiste en apoyar al expresidente como única opción electoral, a pesar de que es probable que se le prohíba ser candidato.

Temperamento impulsivo

“Siempre quisimos una alianza con el Partido de los Trabajadores; el problema es que la mayoría de sus afiliados no opinan lo mismo”, dijo a Bloomberg André Figueiredo, líder del PDT en la cámara baja. “Tenemos plazo hasta el 5 de agosto para elegir un candidato a la vicepresidencia y cerrar alianzas, de modo que estamos dando a los partidos el tiempo que necesitan para tomar una decisión”.

Otro problema para Gomes es que su temperamento impulsivo y sus propuestas económicas polémicas tienden a asustar a una parte del electorado y especialmente al mercado financiero. Ha prometido derogar una ley de 2017 que liberalizó el mercado de trabajo y expropiar yacimientos de petróleo que se licitaron recientemente -dos propuestas que inquietaron a los dirigentes de empresa-. Últimamente, dijo que analizaría la posibilidad de usar parte de las reservas de divisas de Brasil para capitalizar el banco de desarrollo del país.

“No inspira confianza y eso debilita sus esfuerzos para conseguir apoyo”, dijo Deysi Cioccari, politóloga de la Pontificia Universidad Católica de São Paulo. “Se necesitará muchísimo marketing político para cambiar la imagen de hombre destemplado que está generando Ciro Gomes”.

TEMAS


Brasil - PT (Partido de los Trabajadores) - Lula da Silva - Elecciones 2018 - Presidencia de la República