Caos de tránsito en el primer paro que la CGT hace contra Fernández

El Cronista

Un grupo de manifestantes cortó ayer el tránsito en Buenos Aires, en su marcha a Plaza de Mayo, por el paro de actividades dispuesto por la Confederación General del Trabajo (CGT).

Miles de sindicalistas comenzaron a concentrarse en el centro proteño para participar en la movilización masiva que acompaña al paro convocado por Hugo Moyano, líder de la CGT, contra el Gobierno de Cristina Fernández.

La protesta es en reclamo al gobierno de Fernández, del que Moyano era hasta hace poco un aliado, para que el Ejecutivo eleve el monto a partir del cual los trabajadores deben tributar por el impuesto a la renta sobre sus salarios. La manifestación también fue convocada en rechazo a la denuncia por presuntas 'amenazas agravadas' presentada el pasado jueves por el Ejecutivo contra Moyano y su hijo Pablo, secretario adjunto del sindicato de choferes de camiones.

Las columnas de sindicalistas, con unos 40 gremios adheridos, bloquearon buena parte del centro, aunque la jornada transcurrió sin incidentes y el paro, el primero de carácter nacional convocado en los últimos doce años, no logró paralizar la actividad del país.

Los sindicatos del transporte público, los hospitales, los comercios y los bancos funcionaron con normalidad.

La presidenta Fernández pidió hoy debatir 'ideas y argumentos' y que no haya 'lugar para los agravios y las descalificaciones'.

En su mensaje en la Plaza de Mayo, el líder de la CGT fustigó a la gestión kirchnerista, pero al mismo tiempo buscó mostrarse como dispuesto al diálogo. 'Estamos demostrando que tenemos más capacidad y voluntad que ellos', dijo, y aclaró que el paro de hoy fue de Camioneros, no de la CGT.

TEMAS


Argentina