Carrefour, condenado por la justicia por pagar sueldos inferiores al salario mínimo

Ripe

El grupo de distribución Carrefour ha sido condenado a abonar €316.500 de multa por haber pagado sueldos inferiores al salario mínimo interprofesional a los 211 trabajadores de su hipermercado de Quimper, en la punta oeste de Francia, según informaron ayer los medios locales.

La compañía tendrá que pagarle a cada uno de esos 211 empleados €1.500, mientras que el director del establecimiento deberá desembolsar otras 211 compensaciones de €50 cada una.

El grupo deberá compensar además por daños e intereses a 23 trabajadores y a la Confederación Francesa de Trabajadores, que se constituyeron como parte civil en este proceso celebrado en el Tribunal de Apelación de Rennes.

Un portavoz de Carrefour en Francia se defendió después de que se diera a conocer la condena asegurando en una declaración que la empresa “siempre ha garantizado una remuneración superior al salario mínimo para el conjunto de sus trabajadores”.

Así por ejemplo, señaló que una cajera percibe un sueldo “un 22% superior al salario mínimo”, de €1.703 mensuales, a los que deben añadirse entre otros suplementos una suma dependiente de los resultados económicos de la firma.

Por ello, adelantó que el grupo se reserva la posibilidad de recurrir ante la Justicia esta decisión, pero no anunció la fecha en la que la empresa daría ese paso.

TEMAS


Carrefour