Carrefour quiere menos costos para defender sus mercados

Reuters

El nuevo presidente ejecutivo de Carrefour dij que la cadena francesa de supermercados debe reducir costos y defender mercados claves como Francia, Brasil y China, pero dio pocos detalles de su tan esperado plan de reestructuración.

En declaraciones hechas después de que la segunda más grande cadena minorista del mundo reportara que sus resultados del primer semestre sufrieron el impacto de malos rendimientos en países golpeados por medidas de austeridad, Georges Plassat evitó ponerle cifras a su intento de reconvertir el negocio.

Al preguntársele si el grupo se había puesto una meta para la reducción de costos en un período de tres años, el ejecutivo respondió: "No, los planes de acción son mejores que los presupuestos".

La llegada en mayo de Plassat, un experto en minoristas, ha avivado las esperanzas de que Carrefour pueda revertir años de flojos desempeños en sus mercados europeos, donde sus hipermercados sufren la competencia de tiendas especializadas y las tendencias de compras en cercanías y vía internet.

El ejecutivo agregó luego que es poco probable que la compañía brinde detalles financieros sobre el plan estratégico este año, y que cualquier progreso sería medible por los resultados de los próximos trimestres.

Plassat indicó que recortar costos y reducir deuda eran dos cuestiones que encabezan su lista de prioridades al reconocer que la empresa puede retirarse de países como Polonia, Turquía e Indonesia. En tanto, defendió sus mercados maduros y también a Brasil y China.

"Hemos planeado un gasto de capital de 1.600 millones de euros (2.000 millones de dólares)", sostuvo Plassat, aunque admitió que "no es suficiente"

Para ayudar a financiar tales inversiones, el directivo dijo que la firma estaba buscando maneras de recortar gastos. Sin embargo, descartó la posibilidad de un aumento de capital.

"Hay otras herramientas, pero no voy a decir cuales", expresó.

Carrefour anunció a sindicatos el miércoles que planea recortar más de 600 puestos de trabajo en Francia para reducir costos, aunque Plassat insistió en que no había más despidos programados.

Las acciones de Carrefour subieron con fuerza tras conocerse los resultados del primer semestre, que superaron los pronósticos, y se mantuvieron en alza durante la presentación de Plassat, incluso aunque algunos inversores dijeron estar desconcertados por la falta de especificidades.

Más temprano el jueves, el jefe de finanzas Pierre-Jean Sivignon sugirió que los resultados anuales estarían muy en línea con lo esperado, alegando que se sentía cómodo con el pronóstico promedio de mercado para ganancias antes de intereses e impuestos de 2.050 millones de euros.

El año pasado la compañía tuvo una ganancia operativa de 2.180 millones de euros.

Las acciones de Carrefour subían un 9,90% a 17,31 euros a las 1302 GMT del jueves, habiendo ganado más de un 20% desde mediados de julio.

A pesar del alza del jueves, los títulos siguen un 45% abajo de los niveles de agosto del 2010. El índice de referencia de la bolsa francesa CAC 40 está 2,6% abajo en el mismo período.

Plassat ha dicho que necesita tres años para revertir la situación de Carrefour, con desafíos como detener un retroceso en Francia -donde registra el 43 % de sus ventas-, reducir su deuda, y capear el difícil clima económico en Italia y España.

La ganancia subyacente de la primera mitad del 2012 cayó un 8,2% a 769 millones de euros, en comparación con el pronóstico promedio de 709 millones señalado por 10 analistas en un sondeo de Reuters. La caída derivó de una debilidad en los hipermercados franceses y asiáticos.

En tanto, la deuda neta se redujo en 1.000 millones de euros, a 9.600 millones.

"Necesitamos reducir la carga de costos financieros; la deuda es soportable pero no deja a la empresa lugar para maniobrar", dijo Plassat a un auditorio repleto de analistas, periodistas e inversores.

"Tenemos que generar flujo de caja y reducir el costo del endeudamiento", añadió.

TEMAS


Brasil - Carrefour - Francia