China enfrentará a Estados Unidos para repatriar a sus empresas tecnológicas

China es el mercado accionario más activo de Asia

Bloomberg

hina tiene el segundo mercado accionario más grande del mundo, pero muy pocas de sus más grandes empresas de tecnología pueden cotizar allí.

Durante años, China vio cómo varias empresas, entre ellas el gigante de la venta minorista electrónica Alibaba Group Holding Ltd. y el motor de búsqueda Baidu Inc., se iban al exterior para abrir su capital y enriquecían a inversores desde Nueva York hasta Hong Kong. Ahora, mientras el país trata de impulsar sus mercados accionarios, busca formas de repatriar empresas que valen hasta US$1,4 billones.

Los certificados chinos de depósitos en custodia (CDR, por sus siglas en inglés) permitirían que empresas que cotizan fuera de China tasadas a más de 200.000 millones de yuanes (US$32.000 millones) ofrezcan acciones en las bolsas de Shanghái o Shenzhen. Además, no se les aplicarían normas de gobierno corporativo que ayudaron a mantener a nombres como Alibaba fuera de su mercado local, un reconocimiento a la importancia que adquirió conquistar a los nuevos titanes de la tecnología.

Aunque las autoridades aprobaron una prueba para los CDR, todavía hay muy pocos detalles. Mientras esperan los inversores, esto es lo que está en juego:

Las empresas de tecnología más grandes de China que cotizan en el exterior rindieron más que la referencia para el país los últimos tres años, mientras el país pasaba a concentrarse en la tecnología y el consumo y se alejaba del crecimiento impulsado por la inversión. Por otro lado, los retornos para los inversores en China Continental fueron apagados porque las acciones que cotizan en China tuvieron problemas para recuperarse del desplome de US$5 billones ocurrido a mediados de 2015.

China marcha a la cabeza en cuanto al valor total de sus empresas de tecnología que cotizan en China Continental, pero el tamaño promedio de cada empresa equivale a un quinto de las estadounidenses. Mientras las firmas más grandes huyeron de su país de origen, las más pequeñas que se quedaron sufrieron inquietudes por su gobierno corporativo y los efectos de las medidas de desapalancamiento de China.

El sector de tecnología representa casi un cuarto del mercado accionario estadounidense, casi el doble que en China, donde predominan las empresas industriales. Los CDR podrían cambiar esa proporción porque no se restringirán a las empresas de capital abierto: las de capital cerrado con tasaciones superiores a 20.000 millones de yuan e ingresos mínimos de 3.000 millones de yuan en el año precedente también podrán optar por el programa, así como las empresas sin cotización de rápido crecimiento que trabajan en el campo de la tecnología avanzada y tienen una ventaja de liderazgo en su sector.

China es el mercado accionario más activo de Asia, impulsado todos los días por millones de inversores minoristas, pero queda eclipsado por EE.UU. La presentación de los CDR y los esfuerzos persistentes por abrir China Continental a los extranjeros —como la inclusión de acciones que cotizan en China en las referencias globales de MSCI Inc. a fin de año— podrían ayudar a cerrar la brecha.

TEMAS


China - Estados unidos - Donald Trump - Xi Jinping - guerra comercial