Chipre se convirtió en el quinto país de la Unión Europea en solicitar un rescate

Bloomberg

Reuters

Chipre se convirtió este lunes en el quinto país de la zona euro que requirió asistencia financiera de los fondos de rescate de la Unión Europea, al anunciar que estaba solicitando un préstamo para su sector bancario golpeado por la exposición a la crisis de Grecia.

La pequeña Chipre necesita recaudar al menos $1.800 millones de euros -equivalente a cerca del 10% de su producción nacional- antes del 30 de junio para satisfacer a los reguladores europeos en torno a la salud del Banco Popular de Chipre, cuya hoja de balance se vio afectada por la deuda de Grecia.

El ministro de Finanzas, Vassos Shiarly, expresó que el país pediría también dinero para cubrir sus necesidades fiscales.

'La cantidad será tanta como sea necesario para cubrir la recapitalización y los requerimientos fiscales', dijo Shiarly y agregó que 'eso se establecerá tras una cuidadosa revisión en las próximas semanas'.

Un comunicado del Gobierno dijo que el objetivo de la asistencia requerida 'es contener los riesgos que enfrenta la economía chipriota, principalmente los que surgen de los negativos efectos de contagio a su sector financiero debido a la gran exposición a la economía griega'.

Con sus arcas vaciándose rápidamente, la isla sufrió un recorte de la deuda soberana a la categoría de basura, cuando la agencia calificadora Fitch colocó al país en BB+.

Con un rescate observado por muchos como algo inevitable, Chipre estuvo evaluando durante semanas sus opciones entre un rescate de los fondos europeos de asistencia financiera, el temporal FEEF y el permanente MEDE, o un préstamo bilateral bien de sea Rusia o China.

El presidente chipriota, Demetris Christofias, tiene previsto explicar la decisión a los líderes políticos del país el martes, indicó un comunicado de la presidencia.

Christofias, el único líder de un gobierno comunista actualmente en la UE, ha sido renuente a aceptar las condiciones fiscales y reguladoras que podrían estar atadas a un rescate europeo.

Viajes de funcionarios del Gobierno de Chipre a China sugirieron que el país mantenía la esperanza de préstamos bilaterales de un tercer país.

El ministro de Comercio, Industria y Turismo, Neoklis Sylikiotis, confirmó que las discusiones en China se centraron en un préstamo o en una inversión china en el atribulado Banco Popular de Chipre.

'Tuvimos algunos contactos (…) hemos solicitado una respuesta para los próximos días', dijo Sylikiotis en comentarios a la radio estatal.

Chipre está fuertemente protegido por una tasa de impuestos corporativos que es una de las más bajas de la UE y ocho meses antes de una elección general no muestra voluntad de severos recortes del gasto que incluiría cualquier financiamiento de la UE.

Grecia, Irlanda, Portugal y España ya están en la lista

Siendo el quinto país que se suma en solicitar un rescate financiero, cabe recordar que, antes de Chipre, países como Grecia, Irlanda, Portugal y Espeña, más recientemente, también hicieron oficial la solicitud de una asistencia financiera del fondo de la Unión Europea. Y aunque las condiciones y los esfuerzos de los países han variado para no llegar a tal punto, el común denominador en las medidas radica en la crisis de la zona euro que ha afectado a la economñia mundial y, según analistas, podría seguir impactando a más países del continente europeo.

TEMAS


Unión Europea