Colombia gana terreno como socio comercial de Estados Unidos y ganaría estabilidad con el TLC

Daniel Pacheco Sáenz - danielpachecosaenz@gmail.com

‘Cuando me reuní con el presidente Obama- dijo Juan Manuel Santos el 12 de octubre de 2011, día en el que el congreso de Estados Unidos ratificó el TLC- anuncié que habíamos entrado en una nueva era en nuestras relaciones, una era en la que Colombia y Estados Unidos íbamos a ser dos países iguales.’

A pocos meses de que se empiece a implementar el TLC, muchos aún se preguntan qué tan 'igual' puede ser la sociedad comercial entre Colombia y EE.UU. Colombia es el socio número 24 de Estados Unidos en el mundo y su economía es 50 veces más pequeña.

El primer rasgo de igualdad en esta sociedad, restablece una asimetría comercial que, de hecho, favoreció a Colombia por casi dos décadas. Con el TLC los productos de EE.UU. ganarán el mismo acceso de bajos o cero aranceles que tuvieron -con algunas interrupciones- los productos colombianos bajo el Atpdea.

El embajador en Washington Gabriel Silva, describe este pacto como 'un favor', que EE.UU. le hizo a Colombia por asumir los altos costos de la lucha antinarcóticos.

Y es precisamente con el fin de la era de los favores unilaterales, y la entrada en vigencia de un marco institucional mutuo, en lo que se fundamenta esta nueva sociedad. Según Brian O`Neill, ex subsecretario de Comercio de EE.UU., este marco 'le da a los empresarios estabilidad. Ya no tienen que preocuparse por la incertidumbre en las reglas de los dos gobiernos'.

Esto ya es un cambio, pues desde el 2002, por ejemplo, el Aptdea estuvo sujeto a los vaivenes políticos del congreso de EE.UU., que debía renovarse constantemente. Los empresarios colombianos pueden dejar atrás los constantes viajes a Washington a hacer lobby en el congreso. Se acabó la época de pedir favores.

Esta renovada estabilidad traerá beneficios concretos. Según cifras del gobierno, se crearán en Colombia 250 mil nuevos empleos y el PIB crecerá 1% por encima de lo proyectado sin TLC. Pero según O`Neill, en el largo plazo serán los pequeños y medianos empresarios los que ganarán más con el nuevo marco institucional que trae el TLC. Sin embargo, el ex funcionario le dijo a LR, que 'no se deben esperar cambios de la noche a la mañana, en un par de años los empresarios irán incrementando su curva de aprendizaje sobre las nuevas regulaciones'.

En la balanza: comercio y política En el 2011 las exportaciones de Colombia fueron aproximadamente 50% superiores a las importaciones desde EE.UU. (ver gráfico). Aunque esta proporción seguramente cambiará, según Silva, lo hará con importaciones baratas para los consumidores colombianos, y productos complementarios para que en general no compitan con los nacionales.

Sin embargo, Eric Farnsworth, Vicepresidente del Council of the Americas, dice que estos cambios muestran precisamente lo que está en juego en esta nueva era. Para Farnsworth 'es una muestra de la reciprocidad del acuerdo como iguales en el que está entrando Colombia'.

En términos económicos, Farnsworth admite que la contribución de Colombia a la cartera de exportaciones de EE.UU., 'no es significativa'. Esto cambia un poco si se desglosa por sectores (el minero, de maquinaria, y agricultura son grandes ganadores), pero el punto de una relación es más amplio. 'Lo que cambia es el balance político de la relación comercial', dice Farnsworth. Colombia ya no es un país problema que EE.UU. quiere ayudar, sino un socio con el que armó un marco de confianza para hacer negocios.

Al final, la relación de iguales entre Colombia y EE.UU. mantiene fuertes elementos más allá de lo económico, y que son los que hicieron posible armar un marco comercial como el TLC. Se trata de un cambio en el balance político de las relaciones económicas, ahora fundamentadas en derechos adquiridos y no en favores temporales.

Frutos estratégicos de la confianza de Estados Unidos
Un tema concreto donde es clave la nueva era en la relación de Estados Unidos y Colombia, será en las aspiraciones de ingresar al Pacto Trans Pacífico (TPP), compuesto por 10 países, incluyendo a Estados Unidos, Japón, Vietnam y Australia. Eric Farnsworth, Vicepresidente del Council of the Americas, le dijo a LR que el TLC 'es un paso muy importante' para entrar a este grupo de libre comercio, ya que la admisión está basada en altos estándares comerciales. Según Farnsworth, 'Colombia tiene hoy la versión más evolucionada de reglas, ya que el TLC con Estados Unidos es uno de los más recientes'. Sería uno de los beneficios concretos de haber apostado por una sociedad de iguales con el gigante norteamericano.

TEMAS


Colombia - Estados unidos