Comienza conteo regresivo para el rescate económico de España

Rogelio Vélez - rvelez@larepublica.com.co

Es muy probable que hoy se defina si España acepta o no un rescate para sanear sus bancos. Con esto, el país sería la cuarta economía en acudir a la ayuda de los fondos de rescate y más allá de esto, sería la más grande que admite necesitar una ayuda sustancial.

Una reunión que sostendrán los ministros de finanzas de los 17 países de la zona euro podría tener como desenlace un anuncio sobre un rescate para España, según informaron las agencias Reuters y Bloomberg en sus servicios ayer en la mañana.

Las fuentes citadas por las agencias prefirieron mantener el anonimato, pues como era de esperarse, el gobierno español respondió que aún no se había tomado un decisión sobre pedir o no un rescate.

'No hay decisiones tomadas en ningún sentido, por cuanto hay que respetar el procedimiento y conocer primero las cifras que plantean los distintos evaluadores', dijo la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, en una rueda de prensa posterior a un encuentro de gabinete.

Se tiene planeado que de esos análisis, el del FMI sea publicado este lunes y el de las auditoras independientes Roland Berger y Oliver Wyman demore hasta el 21 de junio.

Sin embargo, el adelanto del informe del FMI dice que la valoración de los requisitos de la banca española está en $90.000 millones de euros (US$113.000 millones), de los que $50.000 millones de euros podrían ser cubiertos por los recursos de las entidades solventes.

Eso dejaría un hueco de $40.000 millones de euros que debe llenar el gobierno español, o en caso de no tener los recursos, pedir a la Unión Europea (UE).

La agencia Fitch, por su parte, la cual rebajó el jueves la calificación de la deuda soberana del país a BBB, dijo que el costo de recapitalizar los bancos españoles, afectados por el estallido de la burbuja inmobiliaria y la recesión, se situaría entre los $60.000 y los $100.000 millones de euros (US$124.000 millones).

La UE dice que tiene todo listo para atender una eventual petición de ayuda por parte de España para sanear su sistema financiero, pero prefiere que Madrid reconozca antes las necesidades concretas de la banca.

Una posible buena noticia
Ahora bien, el anuncio de un rescate podría no ser tan negativo como parece. Para Vanessa Santrich, analista de Ultrabursátiles, la noticia 'podría ser positiva para los mercados. Si en verdad el gobierno necesita recapitalizar los bancos, lo tendría que hacer con más emisión de deuda y eso sería malo para la confianza'.

'Ya el ruido en España ha sido bastante y se sabe que la recapitalización es alta y eso ya se conoce en el mercado. Una ayuda de la UE no sería mala en cuanto a la confianza, pues esta ya se ha deteriorado', agregó.

Por su parte, para Gustavo Tobón, decano de la facultad de economía de la Universidad Javeriana, 'es más importante para España que la UE le dé la mano y no que el país entre en más dificultades y deje de pagar. Si le dan la mano se despeja la incertidumbre. Hay que ver ahora qué tantos compromisos le pide y qué tan manejables son'.

A su vez el economista dice que esto no afectará la confianza porque 'cuando entran a trabajar los mecanismos, se deja ver que están resolviendo un problema. Dejar sola a España generaría más desconfianza', añadió.

En los días recientes se ha hablado de la posibilidad de que la ayuda a España no siga la misma línea de los demás países que fueron rescatados.

Este tipo de rescate `suave`, como se ha llamado, no tendría los mismos compromisos que se han exigido anteriormente, entre los que se cuentan despidos y rebajas de sueldo a los funcionarios, recorte de las pensiones, acelerar el retraso en la edad de jubilación y más controles y exigencias para las finanzas públicas en general.

Otra de las razones por las que se piensa que podría haber un anuncio mañana es porque el próximo fin de semana se llevarán a cabo elecciones en Grecia en las cuales el partido que no apoya la ayuda de la unión podría resultar victoriosos y así marcar el camino para una posible salida del euro.

Esto traería mucha inestabilidad en los mercados y más preocupaciones por el futuro de la moneda común.

La decisión es de Rajoy
Los procedimientos de la Unión Europea exigen que sea el mismo jefe de gobierno quien solicite una ayuda financiera a las autoridades de la UE. Deberá ser entonces, el mismo presidente del gobierno, Mariano Rajoy, quien decida si lo va a tomar o no. De ahí que su imagen dependerá de cómo hace ver qué tan necesario es el rescate.

'El reconocimiento de los problemas es positivo sobre todo si se hace ver que estos son heredados y él apenas llegó en noviembre al poder. Los políticos tienen que mostrar la verdad de las cosas', dijo Jairo Velásquez, profesor de relaciones internacionales de la Universidad de la Sabana.

'La favorabilidad del gobierno puede seguir bajando en los próximos días pero las consecuencias estarán más en el campo económico y si el problema en España no se puede solucionar, también podría tener consecuencias para otros países', concluyó.

Eurocopa ayudaría a reducir impacto
Es conveniente para España que el anuncio de un rescate para sus bancos proveniente de los fondos de la Unión Europea se dé en el momento en que empiezan los partidos de la Eurocopa. La atención que atraen los encuentros de fútbol puede mermar el impacto que tendrá está notica sobre los mercados.

Bloomberg, reveló una gráfica en la que se muestra que la actividad de intercambio accionario se ralentizó durante los partidos del Mundial de Sudáfrica de 2010, en todos los países que tenían equipos participantes. Sin embargo, las interrupciones en las compras y ventas de papeles se puede ver reducida este año en Europa, porque los partidos del campeonato serán jugados de noche, después de que los mercados hayan cerrado.

TEMAS


España