Comienza Río+20 con bajas expectativas de un acuerdo ambicioso

Reuters

Más de 120 líderes de Gobierno y Jefes de Estado se dan cita hoy en Río de Janeiro para asistir a la Conferencia de la ONU sobre Desarrollo Sostenible conocida como Río+20.

En vez de en las energías limpias, la seguridad alimenticia y los océanos -entre otros temas agendados para la cumbre-, el foco de las autoridades políticas está puesto en la endeudada Europa, en las turbulencias en Oriente Medio y en la campaña presidencial de Estados Unidos.

Aunque se prevé que más de 50.000 personas lleguen a Río de Janeiro, se esperan pocos resultados concretos.

El documento final del encuentro destaca en varios puntos los aspectos sociales, como la erradicación de la pobreza, la mejoría de la calidad de vida y el desarrollo sostenible con inclusión social pero se queda corto con la 'economía verde', pues solo reconoce que 'existen diferentes abordajes, visiones, modelos y herramientas disponibles para cada país, según sus circunstancias y prioridades nacionales, para alcanzar el desarrollo sostenible'.

En cuanto a la protección de los océanos, en el que se esperaba un acuerdo ambicioso y concreto, el texto tan sólo se refiere a la necesidad del uso sustentable de la biodiversidad marina y de crear un mecanismo internacional que pueda tratar del asunto.

TEMAS


Brasil