La economía de la zona euro siguió creciendo en febrero pero perdió impulso desde máximos

Reuters

Alemania, Francia y España impulsan la zona.

Diario Expansión

La actividad comercial de las empresas de los socios del euro pierde empuje respecto al comienzo de año, cuando llegó a máximos. Alemania, Francia y España lideran el ránking.

El ritmo de crecimiento de la actividad total de la zona euro se ralentizó desde su máxima de casi 12 años de enero hasta su mínima de cuatro meses en febrero aunque se mantiene sólido, según el índice PMI que publica hoy IHS Markit, el principal indicador de la economía privada de la eurozona cuya lectura anticipa el resultado del PIB.

El PMI compuesto de la zona euro se queda en 57,1 frente a  58,8 de enero y las estimaciones de 57,5, una caída intermensual notable, aunque el dato final encadena 56 subidas consecutivas y está muy por encima de los 50 puntos que dividen la contracción del crecimiento y también supera con creces el promedio de la serie (53 puntos).

El índice de actividad comercial del sector servicios cae a 56,2 frente a su máxima de casi diez años y medio registrada en enero 58,0 del mes anterior.

El mes pasado la producción manufacturera superó al sector servicios, y ambos sectores continuaron en sus mejores cotas de los últimos siete años. Los fabricantes y las empresas de servicios observaron continuas entradas fuertes de nuevos pedidos, mientras que la creación de empleo y las presiones de los precios también se mantuvieron elevadas.

Alemania, Francia y España impulsan la zona

Alemania (57,6), en mínimos de tres meses, se situó a la cabeza, seguida por Francia (57,3, mínimos de cinco meses) y en tercer lugar, España (57,1, máximos de ocho meses).

Los ritmos de expansión en Irlanda (56,8) e Italia (56) cayeron a sus mínimas de cuatro y tres meses respectivamente.

Aunque los nuevos pedidos siguieron creciendo, las empresas no han podido satisfacer las órdenes pendientes y el optimismo empresarial se mantuvo elevado, cerca de su máxima de ocho meses de enero, que también impulsó el empleo, en máximos de siete años, sobre todo en Francia y España.

Chris Williamson, economista jefe de IHS Markit, destaca que “la economía de la zona euro parece haberse ralentizado en febrero después de un inicio de año estelar”, pero “es demasiado pronto para darle demasiada importancia a la caída, ya que era de esperar una desaceleración frente a máximos”.

En lo que va de año, agrega este experto, “el índice PMI señala que la zona euro está en camino de la expansión trimestral más fuerte de los últimos 12 años, en consonancia con un aumento del PIB a una tasa trimestral boyante, del 0,8% – 0,9%”.

El repunte también sigue siendo tan generalizado como fuerte, agrega: “Italia se encamina hacia su mejor trimestre en 12 años, mientras que Alemania está disfrutando del mayor crecimiento de los últimos siete años en lo que va del año”.

“El crecimiento de Francia sigue siendo fuerte (…) y España está en vías de registrar su mejor trimestre desde la fuerte aceleración registrada en la primavera de 2017”. En esta caída intermensual también ha afectado el clima adverso en el norte de Europa, apunta Markit.

TEMAS


euro - Unión Europea - Hacienda - Crecimiento - Industria