Con 30 votos a favor, el británico Guy Ryder fue elegido como director general de la OIT

Reuters

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) eligió hoy al británico Guy Ryder, de 56 años, como su director general y por primera vez en su historia casi centenaria se decantó por un candidato promovido por organizaciones sindicales y no por un gobierno.

Hasta ahora "número dos" de la OIT, Ryder era visto como el "heredero natural" del chileno Juan Somavia, quien dejará el cargo el próximo 30 de septiembre después de haber dirigido esta agencia de la ONU durante los últimos trece años.

El británico se desempeñaba desde septiembre de 2010 como director ejecutivo de la organización, en la que había trabajado a finales de la década de los años 90.

"Mis antecedentes y los de mi candidatura no son los de mis predecesores y esto podría suscitar dudas en algunos sectores, pero todos tienen que saber que mi papel será representar, fomentar y defender los intereses de todas las partes de esta organización", dijo Ryder en sus primeras palabras públicas tras ser elegido.

La OIT tiene la singularidad de ser la única organización multilateral de carácter tripartito, en la que tienen voz y voto no sólo los gobiernos, sino también las organizaciones de empresarios (patronales) y de trabajadores (sindicatos).

El nuevo director general, quien asumirá el cargo el 1 de octubre, recordó que "el mundo está en crisis" y prometió que bajo su dirección la OIT seguirá trabajando principalmente en favor de los desempleados y de otros grupos vulnerables.

Tras reconocer que la elección "fue cerrada y difícil", dijo estar seguro de que "hay diferencias en esta sala, pero nadie le daría la espalda a los desempleados ni diría que no son nuestro problema, ni pondría de lado a los más vulnerable. En nuestra misión todos tienen la misma importancia".