Unión Europea presiona a las tecnológicas con nuevos impuestos

Employees stand at desks as Robert Bosch GmbH opens an Internet of Things (IoT) campus in Berlin, Germany, on Thursday, Jan. 18, 2018. Germany’s largest union failed to make significant headway with companies such as Daimler AG and Robert Bosch GmbH for its dual demands to raise wages by 6 percent and subsidize pay for workers seeking time to care for family. Photographer: Krisztian Bocsi/Bloomberg

Se gravarían ingresos por publicidad en el territorio europeo

Andrés Venegas Loaiza - avenegas@larepublica.com.co

Las grandes empresas tecnológicas lideran los diferentes mercados mundiales en la actualidad. Gigantes como Google, Facebook y Apple encabezan los listados de ingresos, por lo que la Unión Europea se ha planteado imponer un “impuesto digital”, sobre el volumen de ventas de compañías de este tipo en territorio europeo, con lo que buscaría recaudar US$6.150 millones anuales.

El periódico económico británico Financial Times logró acceder a un borrador de la propuesta que se conocería esta semana y que busca aplicar una tasa de entre 3% y 5%, siendo este último caso el máximo posible con el que recaudaría US$7.800 millones.

Los servicios a los que se les impondría impuestos son la publicidad digital y compañías que ofrecen espacios publicitarios en sus sitios web, como Facebook. La tasa se aplicaría sobre los ingresos brutos y no las ganancias. De esta forma busca responder a las peticiones de Francia, Alemania y Reino Unido que exigían mayor presión sobre la evasión tributaria de grandes compañías tecnológicas.

El impuesto debe ser aprobado por la totalidad de los estados miembros de la Unión Europea y legisladores y en caso positivo aplicaría únicamente a grandes firmas, es decir con ingresos anuales globales por encima de los US$925 millones.

Según los borradores revelados, el impuesto digital podría ser anunciado esta semana y probablemente se fije en 3%, dependiendo de las discusiones finales sobre los detalles precisos y los tipos que podrían cambiar. Este aplicaría en compañías tecnológicas con ingresos totales imponibles mayores a US$60 millones generados en el espacio de la Unión Europea.

La Comisión habría señalado en el documento que se dio a conocer, que mientras las compañías tradicionales pagan impuestos efectivos de 23,3%, las digitales pagan en promedio un tributo de 9,5%, siendo que en general operan en varios países de la UE.

Para Hernando Espitia, profesor de economía de la Universidad Politécnico Grancolombiano, “hay que tener en cuenta que las empresas de producción se les cobra mayores impuestos en la medida en que lastiman el medioambiente o temas asociados a deterioros”, sin embargo aseguró estar de acuerdo con reducir la diferencia entre los impuestos pues “marcar esos diferenciales en el cobro de impuestos no es tan sano sobretodo porque todo el mundo se inclinaría a crear empresas de sector tecnológico y no en el sector productivo”.

Desde el otro lado del continente, Estados Unidos, por medio de su secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, dio a conocer el viernes que “se opone firmemente” a cualquier nuevo impuesto a las grandes firmas de tecnología, lo que significa un desafío a la propuesta europea.

El funcionario añadió que el gobierno estadounidense “apoya plenamente la cooperación internacional para abordar los desafíos fiscales más amplios que surgen de la economía moderna y para poner el sistema impositivo internacional en una base más sostenible”.

TEMAS


Amazon - Apple - Unión Europea - Facebook - Impuestos - Publicidad