Estalla guerra comercial con la Unión Europea por los aranceles al acero de Trump

Reuters

La propuesta de la Casa Blanca se aprobará la próxima semana.

Diario Expansión

El anuncio del actual presidente de EE.UU. de imponer aranceles de 25% al acero y de 10% al aluminio va a tener consecuencias inmediatas.

Jean-Claude Juncker, presidente de la Comisión Europea, aseguró este jueves que esta decisión pone en riesgo miles de empleos en Europa y que en los próximos días anunciara represalias comerciales contra Washington.

“Rechazamos fuertemente este paso, que parece representar una flagrante intervención para proteger la industria doméstica de EE.UU. y no estar basado en ninguna justificación para la seguridad nacional. En lugar de suponer una solución, este movimiento solo agrava las cosas”, afirmó Juncker.

“No nos quedaremos quietos mientras nuestra industria es golpeada con medidas injustas que ponen miles de puestos de trabajo europeos en riesgo. La UE va a reaccionar firme y proporcional para defender nuestros intereses. La Comisión propondrá en los próximos días una propuesta de respuestas compatibles con la OMC contra EEUU para reequilibrar la situación”, dijo el líder europeo.

La propuesta de la Casa Blanca se anunció este jueves, se aprobará la próxima semana, pero llevaba varios meses en preparación. Los asesores económicos de Trump se han mostrado divididos sobre este asunto, pero finalmente han ganado los proteccionistas. Y con varios cuerpos de ventaja.

La medida elegida finalmente por el presidente americano es la más agresiva de todas las que barajaba el Departamento de Comercio. Aunque en principio desde Washington aseguran que el objetivo del arancel son los fabricantes de acero chino, la realidad es que el principal impacto se lo llevarán productores europeos, canadienses o surcoreanos.

Las importaciones de acero chino en EE.UU han caído sustancialmente en los últimos años. Según datos de 2016, China es el décimo primer exportador de acero a EE.UU., con una caída del 63% respecto al año anterior.

Cecilia Malmström, comisaria de Comercio de la UE, también reaccionó. La política sueca aseguró que “las medidas anunciadas por EEUU tendrán un impacto negativo en las relaciones transatlánticas y en los mercados globales, van a subir costes y reducir las opciones para los consumidores estadounidenses de acero y aluminio”.

Malmström afirmó que el problema de raíz del sector del acero y del aluminio es la “sobrecapacidad global causada por la producción que no está basada en criterios de mercado” y que esto solo puede resolverse cooperando con los países implicados. “Esta acción por su cuenta de EEUU no va a ayudar”, concluyó.

TEMAS


Acero - Aranceles - Presidencia Trump - Donald Trump - Comercio - Unión Europea - Estados unidos