Corea del Sur recorta tasas por primera vez en tres años

Ripe

El Banco de Corea finalmente se unió a la carrera por aliviar la política monetaria y recortó su tasa referencial de interés por primera vez en más de tres años, a fin de escudar la economía de una recesión global, pero provocó críticas por declarar que las medidas eran “preventivas”.

Pese a que la economía exportadora de Corea de Sur no recibirá mucho apoyo del recorte de tasa de 25 puntos básicos a un 3.0%, la medida podría aliviar la carga sobre las familias fuertemente endeudadas y fomentar la demanda interna que se ha vuelto más lenta de lo esperado.

La medida se tomó siete días después de que China recortara su tasa referencial por segunda vez en unas semanas y mientras la inflación caía nuevamente a muy por debajo del rango meta del banco de un 2-4 por ciento.

La decisión de hoy sobre la tasa se tomó en una acción contra la brecha de PIB y también para actuar preventivamente. Los efectos de las decisiones de política monetaria son a largo plazo", dijo el gobernador Kim Choong-soo en una conferencia de prensa tras la decisión.

"El banco central necesitaba defender su responsabilidad de política monetaria en vez de sólo mirar", dijo.

Críticas

Sólo tres de 26 economistas consultados por Reuters preveían un recorte y el Banco de Corea tiene un largo historial de dar malas señales a los mercados. Nuevamente atrajo críticas por su inconsistencia, ya que hasta la decisión dividida del jueves había subrayado la normalización o aumento de tasas para combatir la inflación.

"No sé por qué el banco central enfatizó en la normalización de tasas anteriormente si iban a recortar las tasas esta vez tan fácilmente", dijo Park Jong-yeon, parte del equipo de investigación de Woori Investment and Securities.

El Banco de Corea ha perdido la confianza del mercado. No es correcto decir 'preventivo' en esta situación", agregó.

Kim se vio obligado a negar que el recorte fue en respuesta a la presión política del presidente del país, ya que la decisión se tomó dos días después de que asistiera a una reunión con altos asesores del presidente Lee Myung-bak y otros funcionarios gubernamentales.

Con las elecciones presidenciales en diciembre, habrá más presión para recortar las tasas, según economistas y comentaristas políticos.