Crisis europea se roba la atención de la cumbre de líderes del G8

Rogelio Vélez - rvelez@larepublica.com.co

La crisis europea será el centro de la discusión entre los mandatarios de las ocho economías más industrializadas, quienes se reunieron desde ayer a puerta cerrada en la finca de descanso del presidente de Estados Unidos.

La Canciller alemana, Ángela Merkel puede tener dificultad en encontrar un apoyo a sus políticas austeras.

Los líderes del G8 se reúnen desde ayer en Camp David en una cumbre que ha sido descrita como pequeña e intima con el fin de hacerla menos protocolaria y más productiva.

Entre los temas que sobresalen están los relacionados con la seguridad y la lucha contra la pobreza. Se tratará el conflicto en Siria, los proyectos nucleares de Irán y Corea del Norte, y la no proliferación de armas de destrucción masiva.

Respecto a la lucha contra la pobreza, se debatirán formas más eficientes de organizar los recursos de la 'Nueva alianza en seguridad alimentaria y nutrición', que pretende sacar a 50 millones de personas de la pobreza en los próximos 10 años.

Pero el centro de la discusión estará en Europa y los recientes acontecimientos que volvieron a poner su futuro en la mirada mundial, en especial, el debate entre austeridad y el crecimiento y una posible salida de Grecia de la moneda común.

'No creo que suceda nada importante en la cumbre, y la retórica será la misma. Pero creo que este va a ser un paso más hacia un gran aviso en el tema europeo', dijo Felipe Campos, gerente de investigaciones económicas de Alianza Valores.

En este sentido, el panorama parece difícil para la canciller alemana Ángela Merkel; será la única entre los ocho que representa el acercamiento a las medidas de austeridad y la recuperación de la confianza antes que el aumento del gasto.

Por un lado, Merkel tendrá entre los nuevos asistentes al recién elegido presidente francés, Francois Hollande, quien ha dicho que no ratificará el tratado de consolidación fiscal aprobado en diciembre y auspiciado por la canciller hasta que incluya una enmienda para el crecimiento de los países.

Las posturas de Hollande tendrán más resonancia en las opiniones de Barack Obama, quien también ha sido un defensor de el gasto público para reforzar la expansión de la economía estadounidense durante la crisis.

El mismo anfitrión, el presidente Obama, ha declarado recientemente la necesidad de hacer más por estimular el crecimiento, por temor a un contagio de la crisis del euro que perjudicaría a la economía estadounidense y sus posibilidades de reelección en noviembre.

'Alemania misma ya está viendo la necesidad de ese crecimiento. Ahora tienen que dar un giro más certero pues es claro que se está quedando sola en su propuesta', agregó Campos.

Incluso, los otros dos políticos de corte conservador que asistirán a la cumbre, los primeros ministros de Gran Bretaña e Italia, David Cameron y Mario Monti, podrían darle la espalda a Merkel en cuanto a la creencia de que solo un presupuesto balanceado garantizará un economía sostenida a futuro.

A pesar de que el británico recientemente reafirmó su apoyo a la política de recorte de los países, sus asistentes dijeron al Financial Times que el político podría alinearse con las posturas de Hollande buscando un impulso para la demanda domestica para rebalancear la zona euro.

Incluso un tecnócrata como Monti, ya demuestra sus preocupación por la recesión de su país y planea abogar por planes que impulsen más el crecimiento, pues ya ha hecho sus recortes.

'Italia tiene una fuerte opinión para expresar sobre la UE, para que haya un crecimiento más vigoroso en Europa', dijo el Primer Ministro pocas horas antes de viajar a Estados Unidos.

'En esta reunión se anteponen más los temas económicos y se suavizan los políticos. En este sentido, lo que va a imponerse es el pragmatismo. Merkel se ha quedado sola, porque tiene que dejar a un lado los fundamentalísimos', dijo Mario Forero, profesor de relaciones internacionales de la Universidad Jorge Tadeo Lozano.

'El partido de la canciller acaba de perder unas elecciones importantes dentro de su país. La oposición ha tenido buenos triunfos y esto llevó a que ella se debilitara un poco más. De ahí que pueda suavizar sus posturas', agregó.

En efecto, las altas votaciones que obtuvo el Partido Social Demócrata, el más grande opositor del Unión Demócrata Cristiana de la canciller, en recientes elecciones locales, han sido un llamado de atención sobre la opinión pública acerca de las medidas de austeridad.

De darse ese pragmatismo en la conversación, lo más seguro es que los líderes se enfoquen más en buscar soluciones para calmar al mercado y al público.

'No se espera que haya un debate estéril entre la responsabilidad fiscal y el estímulo. Lo más probable es que la conversación se enfoque en cómo alcanzar el crecimiento', comentó Michael Forman, asistente de Obama en temas económicos.

Barack Obama
Esta es la primera vez que el actual presidente de Estados Unidos tiene el trabajo de ser anfitrión de la Cumbre del G8 pero puede servir a su propósito de alcanzar la reelección el próximo noviembre. A Obama le interesa mucho que la situación en Europa se mejore para que el crecimiento en su país continúe al alza. Además, su liderazgo entre los mandatarios será notado por los electores.

Ángela Merkel
La canciller alemana podrá sentirse aislada en esta Cumbre. Si sus aliados en la política conservadora no salen a su rescate, Merkel deberá defender sola el frente de la austeridad. Sin embargo, los recientes resultados de las elecciones locales en Alemania, y el sentimiento general de los europeos, podrían ser el comienzo de un cambio en lo radical de sus políticas de recortes.

Stephen Harper
El primer ministro canadiense es uno de los mandatarios más antiguos entre los que visitarán Camp David. Sus declaraciones recientes apuntan a que propondrá por el crecimiento de las economías pero no hará comentarios sobre lo que debe o no hacer Europa para recuperarse. Puede aprovechar la reunión para concretar su tratado de libre comercio con la Unión Europea.

Dimitri Medvédev
El expresidente y ahora primer ministro de Rusia fue a Estados Unidos para remplazar al recién elegido Vladimir Putin, quien no pudo asistir. Medvédev representa el país con más crecimiento de los ocho, impulsado en parte por los altos precios del crudo. De ahí que su participación podría estar más enfocada en los temas de seguridad como Siria e Irán, donde choca con los occidentales.

Mario Monti
Pocas horas antes de su llegada a la cumbre, el primer ministro italiano, el técnocrata que ya ha aplicado fuertes recortes en su problemática economía, dijo que Italia tienen todo el derecho de pedir que se apliquen más medidas que refuercen el crecimiento. 'Italia, dijo, tiene una fuerte opinión para expresar sobre la UE, para que haya un crecimiento más vigoroso en Europa'.

David Cameron
El primer ministro británico también viene de sentir un golpe en las elecciones locales, por lo que ha suavizado su discurso de austeridad. Pero su interés también está en que la zona euro recupere su dinamismo para que la poca demanda del continente crezca y recupere su economía. Sus asistentes dijeron que es más probable que se acerque a Hollande que a Merkel.

Francois Hollande
Esta es la primera vez que el nuevo presidente francés se reune con los mandatarios más poderosos del mundo. Por sus tendencias políticas, Hollande podría tener una buena relación con Barack Obama, con quien comparte la necesidad del gasto público para recuperar el crecimiento. Esta será una buena práctica para él antes de la próxima cumbre de líderes europeos.

Yoshihiko Noda
El primer ministro japonés dijo que espera que la cumbre 'aliente los esfuerzos voluntarios de la zona del euro y se discuta qué tipo de política coordinada puede hacer el G8', afirmó. También está a la espera de concretar un tratado de libre comercio con la UE. Además buscará respaldo ante las futuras amenazas de Corea del Norte, que en abril realizó una fallida prueba de misiles.

Las opiniones

Michael Froman
Asistente económico de Barack Obama

'No se espera un debate estéril entre la responsabilidad fiscal y el estímulo. Lo más probable es que la conversación se enfoque en cómo lograr crecimiento'.

Felipe Campos
Gerente de investigaciones de Alianza Valores

'No creo que suceda nada importante en la cumbre, pero creo que esta va a ser un paso más hacia un gran aviso en el tema europeo'.

Mario Forero
Profesor de relaciones internacionales

'Lo que va a imponerse es el pragmatismo. Merkel se ha quedado sola porque tiene que dejar a un lado los fundamentalísimos'.

TEMAS


Europa