Cristina Fernández quiere cambiar la carta orgánica del Banco Central

Ripe

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner envió un proyecto de ley para modificar la carta orgánica del Banco Central y poner fin a las normas vigentes de la ley de convertibilidad.

La mandataria indicó que la labor de la autoridad monetaria debe estar enfocada no sólo en preservar la estabilidad monetaria sino también en la economía real. Durante la apertura de las sesiones ordinarias, la mandataria argentina propuso “un Banco Central que esté preservando la estabilidad fiscal, el valor de la producción que interactúe con la economía real, no tampoco para hacer cualquier zafarrancho, por eso se mantiene la independencia’, al tiempo que aclaró que ‘no se le resta la posibilidad de intervenir en la economía real para seguir sosteniendo el trabajo”.La Presidenta justificó su decisión con que “la nómina de países que entre el 2008 y 2010″ reformaron la función de sus bancos centrales la integran Canadá, Chile, Ecuador, Francia, Alemania, Brasil, Estados Unidos, India, Uruguay y Rusia”.