Débil informe de empleo en Estados Unidos huele a deja vu

Reuters

El mercado laboral estadounidense puso un pie en el freno en abril, en lo que podría ser una repetición de lo visto en el 2011, cuando las alzas de empleo se aceleraron a inicios de año solo para perder fuerza en el verano.

Si bien el Gobierno revisó sus cifras iniciales sobre la apertura de empleos en febrero y marzo para mostrar que en esos meses se crearon 53.000 puestos de trabajo más que los estimados de manera preliminar, algunos detalles del informe fueron mayormente débiles.

Esto deja la puerta abierta a un nuevo estímulo monetario por parte de la Reserva Federal.

La tasa de desempleo bajó una décima a 8,1%, alcanzando su nivel más bajo desde enero del 2009, pero esto se produjo solamente porque 342.000 personas dejaron de buscar trabajo. La tasa de participación, que es el porcentaje de estadounidenses que tienen empleo o que buscan uno, cayó a 63,6%, su mínimo desde diciembre de 1981.

Un invierno inusualmente cálido y dificultades para ajustar las cifras por factores estacionales tras la recesión del 2007-2009 hacen complicado efectuar una evaluación precisa del estado de la economía, pero las cifras sugieren que la recuperación podría haber dado un paso atrás.

¿Dónde está el empleo?
– Todas las aperturas de empleo de abril se produjeron en el sector privado, con una cifra de 130.000 nuevos puestos. La industria de los servicios abrió 116.000 posiciones tras haber creado otras 128.000 en marzo.

– El empleo en el sector minorista terminó con dos meses seguidos de pérdidas de empleo, al abrir 29.300 puestos. Los servicios profesionales y de negocios contrataron a 62.000 personas, mientras que la industria del entretenimiento tomó a 12.000 nuevos empleados, menos que los 52.000 de marzo.

– Las contrataciones temporales representaron 21.000 empleos, revirtiendo la baja de 9.400 vista en marzo. Generalmente, los economistas consideran a este rubro como un anticipo de la contratación permanente, aunque actualmente algunas empresas están recurriendo a los contratos temporales para llenar necesidades de largo plazo.

– El empleo en el sector productor de bienes creció en 14.000 el mes pasado, con el mayor incremento en la manufactura, donde se abrieron 16.000 puestos tras los 41.000 abiertos en marzo. El empleo en la industria se ha visto impulsado por las automotrices, que están aumentando su producción ante la mayor demanda de los hogares y la reconstrucción de inventarios.

– La construcción perdió 2.000 empleos tras haber cerrado otros 3.000 en marzo. Este sector recibió un impulso en diciembre y enero por el clima templado.

– El sector público cerró 15.000 empleos, sobre todo a nivel de los gobiernos locales, que despidieron profesores.

– Las ganancias por ahora subieron apenas un centavo, indicando que la mayoría de los empleos creados son de baja remuneración.

¿Que dice el sondeo a hogares?
– Este sondeo, del cual se deriva la tasa de desempleo, mostró que el número de empleos bajó en 169.000, anotando su segunda caída mensual consecutiva.

– La baja de la tasa de participación sugiere que los estadounidenses son cada vez más pesimistas sobre sus perspectivas de empleo. La caída de la tasa de participación ha sido una de las principales razones del descenso de un punto porcentual que registró el índice de desocupación desde agosto.

– La medición que incluye a las personas que quieren trabajar pero han dejado de buscar y a aquellas que trabajan medio tiempo pero les gustaría trabajar más permaneció sin cambios en 14,5%.

– Un total de 12,5 millones de estadounidenses estaban sin trabajo en abril, 41,3% de los cuales por un período de seis meses o más.

TEMAS


Desempleo