Decenas de manifestantes fueron detenidos en aniversario de seis meses de Occupy

Reuters

Decenas de manifestantes de Occupy Wall Street fueron arrestados durante el fin de semana mientras la policía despejaba el parque Zuccotti de Nueva York, donde los manifestantes se habían reunido para el aniversario de seis meses del atribulado movimiento.

El parque permaneció cerrado el domingo con algunos policías rodeándolo, dejando el área despejada mientras personal lo limpiaba tras las protestas de la noche del sábado. Un barrido justo antes de la medianoche, cuando unos 300 manifestantes se habían reunido en el parque, culminó un día de protestas y marchas en el bajo Manhattan.

El departamento de policía de Nueva York dijo que arrestó a 73 manifestantes entre la tarde del sábado y la mañana del domingo.

Ed Needham, uno de los varios miembros del equipo de prensa del movimiento sin líderes, dijo que el brote del fin de semana podría atraer una renovada atención hacia Occupy Wall Street.

"Cada vez que recurren a la violencia para vencernos, sólo aumenta el número de personas que son afines a la causa. Añade leña al fuego y atrae atención hacia el movimiento", dijo.

"El alcalde Bloomberg nos hizo un gran favor anoche en términos de recaudación de fondos. Pero no se trata sólo de aspectos financieros, no se trata de gente firmando cheques, aunque lo harán, se trata de personas que se ponen de pie para ser tomadas en cuenta", añadió.

Inspirados por el movimiento revolucionario primavera árabe  a favor de la democracia, los manifestantes de Wall Street dirigieron sus críticas a las políticas financieras de Estados Unidos, a las que culparon por la brecha del ingreso entre los ricos y pobres del país, entre lo que ellos llamaron el 1 y el 99 por ciento.

Los manifestantes establecieron un campamento en el parque Zuccotti el 17 de septiembre y desataron una ola de protestas en todo Estados Unidos.

La noche del sábado, varias docenas de policías rodeaban el parque y observaban a la multitud. El detective Brian Sessa dijo que no se tomaría ninguna acción siempre y cuando los activistas no hicieran ningún movimiento por establecer un campamento.

Poco después de las 11.30 p.m, algunos manifestantes comenzaron a erigir carpas cerca del centro del parque y la policía comenzó a entrar, según la manifestante Cari Machet.

Cuando cerca de cien oficiales entraron al parque, docenas de protestantes se sentaron en el suelo y no obedecieron órdenes que les pedían salir. Luego les colocaron esposas de plástico y fueron puestos en vehículos policiales.

El parque fue despejado en 20 minutos y para medianoche ya no habían manifestantes en sus límites.

El movimiento ha hecho noticia por sus enfrentamientos con la policía después de que los sitios de campamento fueron establecidos por meses en ciudades desde Nueva York hasta California.