Demócratas amenazan bloquear nuevo Tlcan si no incluye a Canadá

Bloomberg

Necesitan 23 escaños para obtener la mayoría en Cámara

Bloomberg

Miembros clave del partido Demócrata advirtieron que si su partido gana la mayoría en la Cámara de Representantes de Estados Unidos en noviembre, considerarán seriamente rechazar una nueva versión del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (Tlcan) de la administración Trump que no incluya a Canadá, y aumente los salarios de los trabajadores de Estados Unidos.

Los legisladores dijeron que examinarían atentamente cualquier acuerdo alcanzado por la administración Trump, que está negociando con Canadá luego de completar un pacto preliminar con México para reemplazar el Tlcan. El presidente Donald Trump está amenazando con excluir a Canadá, mientras las negociaciones comerciales entre las dos partes se alargan en Washington.

Los demócratas dijeron en entrevistas que un acuerdo solo con México no sería aceptable y que cualquier renegociación del Tlcan debe tener beneficios tangibles para los trabajadores.

“Queremos asegurarnos de que la gente comprenda la autoridad que tiene el Congreso aquí”, dijo Richard Neal de Massachusetts, el principal demócrata en el comité de Medios y Arbitrios de la Cámara de Representantes, que supervisa el comercio. “Canadá debería estar en el acuerdo. Esto debería ser un acuerdo trilateral, no un trato bilateral”.

Cualquier acuerdo llegaría al Congreso el próximo año, después de que los legisladores recién elegidos asuman el cargo.

Para obtener una mayoría en la Cámara, los demócratas necesitan obtener 23 escaños, algo que a ojos de analistas independientes es posible. Para el partido será más difícil obtener los dos escaños que necesita para controlar el Senado, donde los demócratas tienen 26 escaños que defender, mientras que los republicanos, sólo ocho.

Rechazar un acuerdo supondría un enfrentamiento de alto riesgo con Trump, quien convirtió la nueva revisión de los acuerdos comerciales en una pieza central de su campaña presidencial.

La semana pasada, la Casa Blanca envió al Congreso una notificación requerida de 90 días de que firmaría una versión revisada del TLCAN con México y que incluiría a Canadá solo “si está dispuesto”. La canciller canadiense, Chrystia Freeland, quien está de regreso en Washington esta semana para reunirse con el representante comercial de EE.UU., Robert Lighthizer, dijo que las conversaciones son “constructivas”, pero que Canadá solo aceptará un acuerdo que sea adecuado para su país.

Un pacto firmado a principios de diciembre podría enviarse al Congreso para su debate, probablemente, no antes de fines de marzo. En ese momento, bajo los poderes comerciales otorgados por el Congreso al presidente, el Congreso tendría 90 días para celebrar una votación positiva o negativa sobre el acuerdo con enmiendas y sin un debate ilimitado en el Senado.

Los demócratas dijeron que si obtienen el control de la Cámara, el escrutinio que harán sobre el acuerdo comercial será similar a la supervisión más intensa que pretenden tener sobre Trump.

“Vamos a examinar a este tipo de cerca en todo”, dijo el representante Jim Clyburn de Carolina del Sur, el demócrata número tres de la Cámara.

La administración de Trump ha estado trabajando estrechamente con sindicatos como el AFL-CIO durante las conversaciones de Tlcan y la aprobación de los sindicatos podría ser la clave para obtener el apoyo demócrata.

TEMAS


Estados unidos - Canadá - Tlcan - Donald Trump - partidos políticos