Desempeño corporativo demuestra una mejoría en la economía de Estados Unidos

Rogelio Vélez - rvelez@larepublica.com.co

Con la publicación de la mayor parte de los reportes financieros de las grandes empresas para el primer trimestre de este año, los analistas se muestran optimistas sobre el curso que está tomando la economía de Estados Unidos, e incluso algunos creen que ya se está dejando atrás la crisis de 2008. Las ganancias de Boeing y Apple sugieren que ya se está cerca.

Mientras la mayoría de los países en Europa están mostrando signos cada vez más claros de recesión, la economía estadounidense continúa su crecimiento lento, pero seguro. La semana pasada, la Oficina de Análisis Económico (BEA, por sus siglas en ingles) del gobierno, comunicó que el PIB se expandió en una tasa anualizada de 2,2% en los primeros tres semestres.

Los expertos, aunque aliviados porque el crecimiento no fue negativo, se sintieron decepcionados al compararlo con los últimos tres meses de 2011, cuando se llegó al 3% anualizado.

'Se han visto mejores cifras de comportamiento en Estados Unidos pero creemos que muchas pueden ser temporales, por ejemplo, el mercado laboral se frenó', dijo Carmen Salcedo, analista de renta fija de Corficolombiana.

'La Reserva Federal hizo un cambio en sus estimaciones de crecimiento al alza para este año de 2,7% a 2,9%. No es sustancial y solo genera un poco más de tranquilidad. Aún no podemos hablar de una recuperación sólida', agregó.

La misma combinación de alivio y decepción porque no fue mayor es lo piensan los analistas sobre el resultado de las empresas. Pero, al contrario de las cifras públicas, los expertos se han visto sorprendidos al alza en la mayoría de reportes de las corporaciones.

'Los resultados en el primer trimestre, publicados hasta ahora, fueron bastante buenos, pues en más del 70% han sido sorpresas alcistas y en todos los sectores, no concentrado a uno solo', dijo Juan Camilo Rojas, analista internacional de Correval.

En términos reales, entre una muestra de 20 de las empresas más grandes de Estados Unidos, seccionadas por ser las primeras en su respectivos sectores, la mitad mostró una disminución de sus utilidades netas, pero se ubicaron por encima de lo que esperaban los analistas.

Además, en caso de disminuir, los cambios porcentuales en comparación con el mismo periodo del año anterior no están muy lejos de lo revelado ahora.

En ambos extremos de los resultados está la aviación. En el lado positivo, Boeing reportó un incremento en utilidades de 58%, hasta llegar a US$923 millones. En el negativo, las grandes aerolíneas reportaron más pérdida. United Continental perdió US$448 millones y Delta, US$39 millones, en parte por el aumento del precio de la gasolina.

'Las empresas se han enfrentado al incremento de los costos, y eso puede afectar al sector automotriz o de la aviación. Además el precio de otra materias primas vienen avanzando fuerte', dijo Juan Camilo Santana, analista de Profesionales de Bolsa.

Las ventas de carros también cayeron un poco, si prefiere guiarse por el desempeño de la empresa automotriz más grande en Estados Unidos, Ford Motors, cuyas ventas se redujeron en US$700 millones en total.

'El balance ha sido positivo, en especial en el sector financiero, que fue el más afectado por la crisis. Pero el dato del PIB dice que todavía falta', sumó Santana.

En efecto, en el sector financiero, entre los grandes bancos como Wells Fargo, Morgan Stanley y Citigroup, fue el primero y el único que aumentó su utilidad. El segundo solo tuvo US$119 millones de utilidades y Citi siguió ganando más de US$9.000 millones.

Las firmas de servicios financieros Goldman Sachs, aunque disminuyó sus entradas, subió sus ganancias y JPMorgan, hizo lo contrario.

'El sector financiero ha repuntado a nivel global. El consumo básico también generó buenas ganancias así como el sector de servicios', dijo Jorge Bello, analista de Acciones y Valores.

Apple, la cual reportó sus ganancias de su año fiscal a finales de marzo, fue otra de las que sobre pasó las expectativas. La empresa de tecnología facturó 58% más que la misma fecha en 2011 y tuvo utilidades de 94%.

Entre las empresas más grandes del mundo según la revista Forbes, entre las dos energéticas Exxon y Chevron, la última tuvo un crecimiento, pero la primera la duplicó en utilidades netas.

'Los resultados corporativos en Estados Unidos siguen sorprendiendo a muchos escépticos que creen que el sector privado no ha tenido recuperación', mencionó Bello.

'Algunos decían que los primeros signos de recuperación eran atribuidos al descenso en los gastos de las empresas, pero ya llevamos 13 periodos trimestrales por encima, reportando utilidades buenas', agregó.

Ahora bien, los tres primeros meses del año pasado también fueron positivos para la grandes compañías, pero el resto del año no lo fue tanto. La preocupación es que se repita el parámetro.

'Lo mismo que el año pasado, la economía arrancó muy bien, pero en mayo empezó a caer. La crisis en Europa se transfirió en problemas a Estados Unidos. Hoy hay coyunturas similares como el alto precio del petróleo y todo eso empezó a afectar', dijo Rojas.

'Me preocupa que este año sea un reflejo de lo que paso, y ya el segundo trimestre no está tan fuerte como el primero. La ventas se mantienen pero no a los niveles que se tiene proyectado', concluyó. Ahora falta ver si las mismas tendencias continúan los reportes de junio.

El resultado de Alcoa presagia el desempeño general
Como es costrumbre en Wall Street, los reportes trimestrales se hacen alfabéticamente. Por eso, todo el mundo pone los ojos sobre la fabricante de aluminio Alcoa, la cual predice el desempeño del resto.

Este año, la empresa sorprendió a Wall Street al reportar una utilidad en el primer trimestre, tras sufrir una pérdida en el último trimestre del 2011, como resultado de mejores condiciones del mercado.

Alcoa anunció que su ganancia originada en operaciones en el primer trimestre fue de US$94 millones comparado con una utilidad de US$309 millones de dólares en el mismo trimestre del año pasado, resultados que superaron los pronósticos de analistas que apuntaban a una pérdida.

TEMAS


Estados unidos