Después de España, los mercados internacionales vuelven a mirar a Italia y Grecia

Rogelio Vélez - rvelez@larepublica.com.co

Ahora que los mercados están a la espera de las condiciones y los detalles del rescate español, la presión vuelve sobre Italia, como el siguiente país con más problemas financieros, y a Grecia, ante la expectativa del resultado de las elecciones del domingo.

La presión sobre Italia comenzó con las declaraciones de la ministra de finanzas de Austria, María Fekter, quien advirtió que la economía italiana podría necesitar ayuda del resto de Europa 'para salir de su dilema económico de alto déficit y deuda'.

A esto se unió el ministro de finanzas alemán, Wolfgang Schaeuble, al recomendar a los italianos que deben seguir en su camino de recortes y austeridad, impuesto por el primer ministro Mario Monti, para no convertirse en la próxima víctima de la crisis de la deuda de la zona euro.

'Si Italia continúa por el sendero de Monti, no habrá riesgos', dijo Schaeuble.

Ante la nueva presión, Monti pidió más apoyo a los políticos italianos.'Deberíamos usar estas nuevas dificultades para duplicar nuestros esfuerzos, tanto en el frente europeo como dentro de la política italiana', dijo ayer al parlamento.

Pero más allá de las presiones políticas, los compradores de deuda también hicieron sus declaraciones al obligar al estado italiano a vender deuda con un porcentaje de interés más alto de lo previsto.

Italia tuvo que ofrecer un fuerte aumento del rendimiento para vender ?$6.500 millones en bonos a un año, con un interés de 3,97%, más de 1,6 puntos porcentuales por encima de la última emisión de mayo.

Aun así, la prima de riesgo del país, calculada con la comparación de los bonos a 10 años con los de Alemania, se mantuvo en los aún preocupantes 475 puntos básicos.

'En este momento, el de las finanzas más débiles es Italia por su alta deuda y la que ha colocado en los últimos meses ha sido a tasas demasiado altas. Eso pone en duda la sostenibilidad del país a futuro y los mercados ejercen su presión desde ahora', dijo Juan Camilo Rojas, analista internacional de Correval.

'La duda que existe entre inversionistas es qué tanto ha avanzado el país. Se supone que ha estado muy juicioso y se ha progresado, pero también hay dudas sobre la sostenibilidad del sistema financiero', agregó.

Según información de Bloomberg, la posesión de deuda soberana de los bancos italianos ha seguido incrementando hasta llegar a $295.000 millones de euros a finales de abril, al rededor de un tercio más de lo que se tenía en noviembre.

Para Elkin Marín, analista de Bolsa y Renta, aún preocupa la debilidad estructural de la economía italiana. 'En el caso español el endeudamiento no era tan alto pero el déficit sí. Al contrario de ellos, la deuda en Italia es muy alta. Por eso, son gobiernos sensibles a financiarse en el mercado', dijo.

'Italia efectivamente ha venido aplicando medidas de ajustes bastante agresivas, pero sigue siendo preocupante porque el riesgo de un contagio sigue latente. No es tan urgente pero se puede agravar', agregó.

Elecciones en Grecia
Tal vez el punto que más anticipación despierta en los agentes económicos es qué va a pasar con las elecciones de Grecia. Dependiendo del resultado de estas, el país podría intentar renegociar las medidas impuestas por la Unión Europea o continuar con sus obligaciones y recibir las ayudas necesarias.

Estos escenarios dependen en gran parte de qué partidos ganarán los comicios y de si son capaces de formar un gobierno de mayoría.

El líder de la Coalición de la Izquierda Radical (Syriza), Alexis Tsipras, uno de los ganadores según las encuestas, dijo recientemente que mantendrá a Grecia en el euro y restaurará el crecimiento, como una forma de salirle al paso a las acusaciones que advierten que de ganar su partido el país saldría de la zona de la moneda común.

'Si no cambiamos nuestra ruta, la austeridad amenaza cada vez con mayor seguridad con expulsarnos del euro', advirtió el candidato Tsipras, quien agregó que 'los acontecimientos en España del pasado fin de semana confirman que la crisis es pan-europea'.

'El discurso de los extremos sirve para los partidos pequeños que quieren llegar al parlamento pero no pueden poner a un primer ministro. Quienes van a gobernar deben tener otro discurso, pues no es para participar sino para alcanzar el poder', dijo Mauricio Jaramillo Jassir, profesor de relaciones internacionales.

'Es difícil pensar que Grecia anule el proceso del euro. Para muchos es irreversible. Por más que se encuentre un consenso para salir, es complicado echar para atrás', agregó.

Sin embargo, los ciudadanos griegos no están tan seguros de que una salida del euro sea evitable y ya se están preparándose para lo que pueda ocurrir. Ante la posibilidad de que se vuelva al dracma, los griegos han retirado hasta ?$800 millones (US$1.000 millones) cada día de los bancos más importantes, mientras que algunos comerciantes aseguran que parte del dinero está siendo utilizado para comprar productos enlatados.

Los retiros se han exacerbado por los recientes rumores de que el Syriza podría quedarse con la mayoría de votos.

Cifras del banco central muestran que los depósitos se redujeron en 17% a $35.400 millones de euros (US$44.400 millones) en el 2011.

'Esto incluye retiros de efectivo, transferencias bancarias e inversiones en fondos del mercado monetario, bonos alemanes, bonos del Tesoro de Estados Unidos y bonos del Banco Europeo de Inversiones', dijo un banquero griego a la agencia Reuters.

Monti y Hollande se encuentran hoy en Roma
El primer ministro de Italia, Mario Monti, y el nuevo presidente francés, François Hollande, se reunen hoy en Roma, como parte de un encuentro previo a la cumbre de cuatro países (Alemania y España son los otros) que se realizará el próximo viernes 22.

La visita del francés, quien también tiene previsto reunirse con el presidente italiano, Giorgio Napolitano, se enmarca en 'las relaciones de intensa amistad y cercanía' entre ambos países, según explicó el Gobierno italiano. El encuentro llega en un momento delicado para Italia por la actual incertidumbre que vive la zona euro.

El líder de la Coalición de la Izquierda Radical (Syriza), de 38 años, se puede convertir en el próximo primer ministro si su partido obtiene un apoyo de la mayoría de los miembros del parlamento heleno. Empezó su carrera política inscrito en el Partido Comunista, para después pasar a ser miembro de Syriza. En 2009 fue elegido como miembro del parlamento y ese mismo año asumió el liderazgo del partido. Actualmente es la cabeza del grupo de políticos que piden una renegociación de los requisitos de austeridad impuestos por la Unión Europea aunque recientemente ha dicho que hará lo posible por mantener al país en el euro.

La experiencia del actual líder del partido de derecha
Nueva Democracia tiene la experiencia a su favor. Fue elegido por primera vez al parlamento en 1977 y desde entonces ha sido ministro de finanzas, de relaciones exteriores y de cultura. Este economista fue también el líder de la oposición durante el gobierno de Giorgios Papandreu, en el cual salieron a la luz los malos indicadores del gobierno griego y se aceptaron los dos rescates de la Unión Europea. A pesar de no ser capaz de formar un gobierno al alcanzar la mayoría en las últimas elecciones, se ha convertido en la figura que tiene la responsabilidad de continuar cumpliendo con las exigencias que conllevan los rescates y garantizar así la entrada de capital a las arcas del país.

Las opiniones

Juan Camilo Rojas
Analista internacional de correval

'En este momento el de las finanzas más débiles es Italia por su alta deuda. Eso pone en duda la sostenibilidad del país a futuro y los mercados ejercen la presión desde ahora'.

Elkin Fernando Marín
Analista de Bolsa y Renta

'Italia efectivamente ha venido aplicando medidas de ajustes bastante agresivas, pero sigue siendo preocupante por el riesgo de un contagio que sigue latente'.

Mauricio Jaramillo Jassir
Profesor de relaciones internacionales de la universidad del rosario

'Es difícil pensar que Grecia anule el proceso del euro. Para muchos es irreversible. Por más que se encuentre un consenso para salir, es complicado echar para atrás'.

TEMAS


España - Grecia