Directora del Banco Mundial está preocupada por la deuda global

Los bancos centrales de todo el mundo están bajo presión para seguir los pasos de la Reserva Federal estadounidense.

Bloomberg

La deuda mundial se está convirtiendo en un motivo de mayor preocupación ante la expansión del ciclo de ajuste en la política global, dijo la directora general del Banco Mundial el lunes.

“Tras diez años de tasas de interés bajas, la deuda corporativa y pública en muchos lugares se ha disparado a una imponente cifra de US$164 billones”, señaló Kristalina Georgieva en una entrevista con David Ingles y Haidi Lun de Bloomberg Television en Singapur el lunes. “Con la subida de las tasas de interés, esa atención a la sostenibilidad de la deuda tiene que ser mayor”.

Los bancos centrales de todo el mundo están bajo presión para seguir los pasos de la Reserva Federal estadounidense, que está elevando las tasas de interés más rápido de lo que se había previsto inicialmente, lo que presiona en particular a los mercados emergentes y las economías en desarrollo.

La necesidad de cambios en la política estructural, incluidas las respuestas a las oleadas antiglobalización, sigue siendo un aspecto importante ya que los responsables de política de la mayoría de las economías no han tomado medidas suficientes durante el período prolongado de bajos costes de endeudamiento, dijo Georgieva.

“No vemos que muchos países vayan a aprovechar este período de fuerte crecimiento económico para llevar adelante las reformas estructurales”, dijo. “Y nuestro consejo para los países es, no esperen. Puede que los buenos tiempos no duren, generalmente no duran para siempre”.

La deuda mundial, incluida la deuda de los hogares, se disparó a US$237 billones en el cuarto trimestre de 2017, según los cálculos del Instituto de Finanzas Internacionales, con sede en Washington. Esta cifra es más de US$70 billones más alta que hace diez años.

Georgieva dijo que los países deben analizar detenidamente la asequibilidad de los proyectos que están emprendiendo, incluidos los de infraestructura, en medio de tasas de interés todavía bastante bajas. La directora advirtió acerca del problema del “elefante blanco” y dijo que el Banco Mundial está trabajando más arduamente para atraer a inversores del sector privado a proyectos de “financiación mixta”.

La directora del Banco Mundial también hizo los siguientes comentarios en la entrevista:

“Hasta ahora, lo que vemos es que el impacto de esta preocupación respecto al proteccionismo en la economía mundial es relativamente modesto”, aunque el Banco Mundial está preocupado por el impacto en la confianza de los inversores. “Nuestra recomendación es concentrarnos en el origen del nerviosismo y resolver los problemas que están causando que esta ansiedad se convierta en un impulso político contra el comercio”.

El conflicto comercial entre Estados Unidos y China es “algo que ha creado cierta incertidumbre”, pero “hasta ahora, con una economía mundial fuerte, es prematuro anticipar a dónde nos llevará esto”.

Dado que el 55% de la población mundial vive en ciudades, se debe prestar más atención al empleo y la protección social para los pobres de las zonas urbanas; la población aumenta más rápido que “la capacidad de las ciudades para absorber a estas personas” en términos de infraestructura y empleo, el progreso de China en inversión nacional ha sido alentador, y hay que “tener mucho cuidado” para asegurar que la inversión en el extranjero no agrave la deuda.

TEMAS


Banco Mundial - Deuda - Kristalina Ivanova Georgieva - Riesgo sistémico - Globalización